Estos días de atrás me llamó la atención la publicación en prensa de varios artículos relativos a la extracción de “tierras raras” en Ciudad Real, más concretamente en los municipios de Santa Cruz de Mudela, Torrenueva y Valdepeñas, y decidí informarme sobre ello:

Se trata de la solicitud de un proyecto de investigación promovido por la empresa Quantum Minería, S.L., cuyo documento ambiental ha sido presentado a la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y se encuentra en fase de consultas previas. El área del permiso de investigación que se solicita abarca una superficie de 1890 ha, en las que se tratará de localizar monacita gris, que es uno de los principales minerales de los que se pueden extraer las tierras raras y que sería la primera explotación de estos elementos de la Unión Europea.

Las tierras raras, son cada vez más demandadas pues su uso crece exponencialmente, dado que se emplean para fabricar elementos como discos duros de ordenador, teléfonos móviles, pantallas de TV, vehículos híbridos, lámparas de bajo consumo y armamento y material militar. Ocurre además que China controla el 97% de la producción mundial, lo que ha generado un conflicto geopolítico con países como Japón o EEUU que considera que las tierras raras son “metales críticos para la producción, sostenimiento u operación de equipo militar significativo”.

Imagen: enlacemineria.blogspot.com

En este punto de la lectura me imagino que te estarás preguntando qué son las tierras raras y por qué China monopoliza prácticamente la producción mundial de estos elementos químicos clave para la fabricación de alta tecnología. Te lo explico:

Las tierras raras comprenden un al grupo de 17 elementos, formados por los lantánidos, el itrio y el escandio, que no forman parte de éstos, pero se comportan de forma muy similar. Haciendo un poco de memoria, nos acordamos de su localización en la tabla periódica.

Las tierras raras no son tan raras, pues hay numerosas reservas repartidas por todo el mundo, si bien son pocas las minas donde se extraen. El principal problema son los costes ambientales de su explotación y eso explica que China monopolice su producción, pues la legislación ambiental es más laxa que en otros países como EEUU o Europa.

En los minerales de los que se extraen es muy frecuente la presencia de elementos radiactivos como el torio o el uranio. Según diversas fuentes, para producir 1 Tm se producen entre 9.600 y 12.000 metros cúbicos de gas residual que contiene polvo concentrado, ácido fluorhídrico, dióxido de azufre y ácido sulfúrico, 75.000 litros de agua residual ácida y alrededor de una tonelada de residuos radiactivos.

El área en el que se pretende desarrollar el proyecto de investigación ocupa parcialmente la ZEPA ES0000158 “Áreas Esteparias del Campo de Montiel”, espacio perteneciente a la RN2000 y se ubica en zona de importancia para el buitre y águila imperial ibérica y zona de dispersión para águila imperial ibérica. La red hidrográfica es compleja, existiendo numerosas ramblas tributarias del río Jabalón y del arroyo del Asno, pertenecientes a la Cuenca del Guadiana.

Como decía al principio, lo que se pretende autorizar ahora es el proyecto de investigación (que duraría unos tres años y que incluiría actividades como la excavación de 215 pozos de 5 m de profundidad), no la explotación del mismo, que se desarrollaría sólo si se determina que existen yacimientos económicamente viables.

Ante esta situación, desde mi punto de vista la pregunta no es si se puede o no autorizar un proyecto de investigación en esta zona, sino más bien si estamos dispuestos a autorizar en nuestro país concesiones mineras para extraer este tipo de materiales.

Si la respuesta es no, no hagamos perder tiempo y dinero a la administración, al promotor y por ende a los ciudadanos, pero si la respuesta es sí, todos los profesionales del sector tenemos la responsabilidad de estar informados y participar activamente en la fase de información pública del proyecto de manera que si se determina que el proyecto es ambientalmente viable, sea con todas las garantías.

Podéis consultar el documento ambiental del proyecto en la web de Castilla – La Mancha. Los datos son los siguientes:

Número de expediente: PRO-CR-15-0426
Nombre de expediente: SOLICITUD PERMISO DE INVESTIGACIÓN REMATAMULAS-2
Denominación de promotor: QUANTUM MINERÍA S.L.
Órgano sustantivo: SERVICIOS PERIFERICOS DE FOMENTO DE CIUDAD REAL – SERVICIO DE MINAS
Las Tierras Raras a debate, 5.0 out of 5 based on 2 ratings