La ciencia ciudadana, como tratamos en un post anterior, es una herramienta que en los últimos años ha supuesto una revolución para la ciencia, en este caso para la conservación de la biodiversidad. Utilizando esta herramienta podemos implicar a la ciudadanía en los diferentes procesos científicos, haciéndola partícipe de los problemas y de las soluciones. Estos datos que se aportan son muy valiosos, ya que, si construimos una red amplia de colaboradores y voluntarios, podremos obtener una gran cantidad de datos que de ninguna otra forma podría obtener un investigador o un equipo debido a limitaciones de acción y presupuestarias.

Para que estos datos y observaciones sean válidas, se debe de contar con una metodología común para todos los participantes todos, aunque se pueda adaptar a las peculiaridades de cada territorio. Además, se debe de realizar labores de formación y seguimiento por parte de un equipo de expertos, para validar esos datos.

La avifauna siempre ha sido uno de los grupos que más atención ha despertado tanto por los investigadores, aficionados, fotógrafos y por la población en general, ya que es más fácil de observar que otros grupos animales y los podemos encontrar en todos los ecosistemas y territorios.

Web de la plataforma eBird

Web de la plataforma eBird

Existen plataformas como Observado o eBird donde podemos contribuir con nuestras observaciones de campo a crear una red mundial de datos para conocer el comportamiento y los movimientos de las aves, incluso desde nuestro móvil. Estas aplicaciones nos ofrecen recursos para formar a los participantes, así como checklist u otras herramientas para motivarlos y poder hacer este proceso más divertido.

Como hemos comentado anteriormente, estas plataformas también disponen de equipos de revisores, expertos en la materia que supervisan y ayudan a los colaboradores de este tipo de plataformas para que los datos sean los más válidos posibles.

Estas herramientas son muy útiles, sobre todo en los últimos meses donde el confinamiento ha hecho que no se pueda salir al campo, para proyectos e iniciativas desde casa como el XX Maratón Ornitológico – Edición especial km 0 organizado recientemente por SEO/Birdlife.

SEO/Birdlife es una de las promotoras del uso de la ciencia ciudadana en nuestro país, concretamente en su uso para la conservación de la avifauna.

buho chico

Búho chico (Asio otus)

SEO/Birdlife dispone de un completo abanico de programas de seguimiento de avifauna, que se adaptan a la fenología de las aves y que tienen distinta metodología según las especies que se quieran estudiar. En estos programas participan miles de voluntarios por todo el país, que realizan trabajos de campo y gabinete y que son coordinados por los diferentes grupos locales de SEO en cada provincia.

Seguimiento de Avifauna de SEO/Birdlife

Programas de Seguimiento de Avifauna de SEO/Birdlife. Fuente: seguimientodeaves.org

Para acceder a estos programas los participantes deben de registrarse en la página web habilitada para ello, elegir el programa de seguimiento que quieran participar y seleccionar la cuadrícula en la que realizarán los censos. Se recomienda que la cuadrícula esté relacionada con la residencia habitual de los participantes, ya que se comprometen a realizar los censos a lo largo del tiempo, con el objetivo de crear una base de datos amplia para posteriormente realizar tendencias de población.

Además de la elección de las cuadrículas, se debe de elegir bien las estaciones de escucha y observación, ya que deben de ser sitios de fácil acceso para cualquier persona, evitando las fincas privadas.

Los programas de seguimiento más populares son:

  • Noctua: Este programa facilita el conocimiento del estado de conservación de las aves nocturnas, un grupo especialmente desconocido en España. Los censos anuales son de tan solo tres días al anochecer en invierno y en primavera. Se lleva realizando desde 1997, y es el programa de seguimiento que se recomienda para empezar, ya que el número de especies que se pueden observar y escuchar es mucho más limitado que en otros programas, además de que estas aves emiten cantos muy característicos. Hereda el nombre por una de las aves nocturnas más representativas, el mochuelo europeo (Athene noctua).
  • SACRE (Seguimiento de Aves Comunes Reproductoras): Es un programa de seguimiento bastante más complejo que el anterior, donde predomina más la escucha que la observación, ya que se realiza en primavera y la mayoría de las aves realizan sus cantos más llamativos.
  • SACIN (Seguimiento de Aves Comunes Invernantes): Sigue una metodología similar a SACRE, pero en este caso se realizan transectos en lugar de estaciones de escucha y se realiza en los meses de invierno.

Para recoger los datos de estas observaciones los participantes disponen de unas instrucciones detalladas entre las que se encuentra una ficha de campo. Actualmente se puede utilizar una app móvil propia de los programas de seguimiento, que simplifica mucho el trabajo posterior que hay que realizar de gabinete.

El censo de aves acuáticas también tiene su propia aplicación, ya que los humedales cada vez tienen un interés mayor y son unos de los ecosistemas más afectados por la acción humana.

Aplicación móvil de Censo de Aves Acuáticas de SEO/Birdlife

Aplicación móvil de Censo de Aves Acuáticas de SEO/Birdlife

La ciencia ciudadana ha llegado para quedarse, haciendo de la ciencia un proceso más participativo y ameno para la población, además de contribuir a conocer comportamientos y tendencias que van cambiando a un ritmo alarmante por la adaptación al Cambio Climático.

Sergio Martín Serrano, ambientólogo especializado en educación e interpretación ambiental y en conservación de la biodiversidad, es el docente del Curso de Técnicas y Metodologías de Seguimiento de Avifauna del Instituto Superior del Medio Ambiente. Curso recomendado para aquellos que quieran saber más sobre censos y otras técnicas de seguimiento de aves.

Pajareo ciudadano, 5.0 out of 5 based on 1 rating