En esta primera entrada nos vamos a centrar en la berrea del ciervo, todo un evento que se ha popularizado en las últimas décadas en España y en el resto de Europa. Más allá de resumir el fenómeno biológico, nos gustaría centrarnos también en algunos curiosidades de este periodo, su oferta como producto ecoturístico y en algunos consejos y buenas práctica para que esta experiencia sea lo más respetuosa con la naturaleza.

¿Por qué hablamos de consejos y buenas prácticas? Porque hay que ser conscientes del impacto que tienen nuestras incursiones en la naturaleza; ya bien sea nuestra salida en solitario o con amigos o familia, o con una empresa especializada en ecoturismo.

Al final del verano se produce uno de los acontecimientos más esperado por naturalistas, amantes de la naturaleza y un público procedente de áreas urbanas que desea conectar con la naturaleza y desconectar de la rutina: la berrea del ciervo. El ciervo o ciervo rojo es un gran herbívoro que presenta un pelaje uniforme de color pardorrojizo (de ahí su nombre) y en la literatura se le ha considerado el rey del bosque de climas fríos-templados, puesto que habita fundamentalmente en bosques caducifolios, mediterráneas y mixtos, donde existen prados para pastar. Los machos suelen ser más solitarios, errantes y no tiene encames fijos, mientras que las hembras suelen ir en rebaños dirigidos por una de las más longevas, un auténtico matriarcado. En esta época, los machos de ciervo exhiben sus mejores galas y entre luchas y berreas, reúnen sus harenes para dar comienzo a nuevas vidas.

Vídeo berrea del ciervo. Casa el Escalerón (Uña, Cuenca):

Imagen de previsualización de YouTube

Numerosas empresas por todo el territorio nacional proponen en esta época del año una visita a un enclave natural, en su mayoría protegido, para descubrir y disfrutar de este espectáculo. Tal es el caso de lugares muy emblemáticos como el Parque Nacional de Monfragüe, el Parque Nacional de Cabañeros y lugares menos conocidos y/o demandados como Valle de Alcudia y Sierra Madrona o la Serranía de Cuenca (ambos Parques Naturales).

Estas empresas especializadas pretenden introducir al visitante a la biología de la reproducción del ciervo como enlace para conocer otra fauna que encierran los bosques mediterráneos. Se podría decir que dichas empresas realizan una actividad ecoturística cuando paralelamente a la actividad en sí (berrea del ciervo) se involucran directamente en la conservación de su territorio e intentan que el máximo beneficio quede en las poblaciones locales. Asimismo, suelen realizar labores de interpretación y sensibilización sobre diferentes temáticas ambientales.

Imagen: Cartel anunciando la berrea del ciervo de la empresa Madrona Activa en Sierra Madrona y Valle de Alcudia.

Por ejemplo, la empresa Ecoturismo Cuenca, llevan 3 años ofertando la posibilidad de ver y escuchar la berrea. En donde se pone en relieve tanto el tipo de actividad (berrea del ciervo), como el lugar donde se realiza (Parque Natural de la Serranía de Cuenca) y cómo se realiza (metodología de trabajo y código ético de la empresa). Esta última parte es la más relevante porque marca la diferencia con otras modalidades turísticas: profesionales locales, pequeños grupos, con medidas acotadas para controlar y mitigar el impacto de la actividad y así como evitar conflictos con otras actividades en el medio rural, son algunas de las pautas que tiene Ecoturismo Cuenca.

Como la berrea del ciervo es un acontecimiento de corta duración, la oferta ecoturística de Ecoturismo Cuenca para explorar los valores faunísticos y paisajísticos del Parque Natural de la Serranía de Cuenca se ve prolongada con la ronca del gamo y con el avistamiento de ungulados salvajes. Con objeto de atender las demandas de los ciudadanos de Madrid, y otras ciudades, que desean vivir nuevas experiencias y conectar con la naturaleza, así como familias que quieren enseñar a sus hijos fauna en su hábitat natural.

Otro iniciativa interesante y pionera es la llevada a cabo por la empresa Toledo Natura, pues ha organizado durante 15 días excursiones para la observación de la berrea del ciervo en el entorno del Parque Nacional de Cabañeros y parte de sus beneficios irán destinados a la Fundación Vencer el Cáncer (VEC) y Toledo Vencer el Cáncer.

Vídeo campaña berrea del ciervo de la Empresa Toledo Natura:

Imagen de previsualización de YouTube

Y para terminar, tanto si vas de manera autónoma, como acompañado de una empresa o guía especializado para disfrutar de este espectáculo, si quieres practicar un turismo respetuoso con la naturaleza, aprovechamos este post para incluir una serie de recomendaciones para disfrutar de este espectáculo:

  • Lleva ropa cómoda y de abrigo.
  • Intentar hacer el menor ruido posible, de esta manera no ahuyentarás a los animales y evitarás molestias a otras personas.
  • El periodo de caza en esta época está ya abierto.
  • Evita llevar colonias o perfumes muy olorosos, puede ahuyentar a los animales.
  • Ve acompañado con alguien que conozca el lugar o con algún mapa o localizador GPS para evitar extravíos.
  • En la carretera ve con precaución porque a primera y última hora del día pueden cruzarse animales.
  • No dejes basuras en el bosque (y se incluyen los pañuelos de papel )

Puedes encontrar más recomendaciones para conseguir que tu viaje sea más responsable con el destino que visitas en la publicación recientemente realizada por la Sociedad Internacional de Ecoturismo (TIES).

Nuria Chacón colabora como docente en el curso Ecoturismo: Diseño y comercialización de productos