seo birdlife censo

El registro de los lugares de nidificación de aves como la golondrina, el vencejo o cigüeñas será de gran utilidad para proteger a estas especies de una de sus amenazas más importantes: la destrucción de sus nidos y la desaparición de sus lugares de cría.  Esta iniciativa forma parte del proyecto SOS Nidos y SEO/BirdLife invita a sumarse a la ciudadanía, registrando los lugares de nidificación de sus barrios o sus pueblos para protegerlos.

La aplicación para dispositivos móviles también cuenta con un formato web y se ha realizado en el marco del proyecto SOS Nidos, que cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la Fundación Biodiversidad. Pretende aportar soluciones a una de las principales amenazas que sufren las especies silvestres que habitan en entornos urbanos, como es la destrucción de nidos y la desaparición de sus lugares de cría.

Especies afectadas

Las especies afectadas por esta amenaza son en su mayoría aves migratorias, protegidas por la legislación, algunas de las cuales están experimentando un progresivo descenso de sus poblaciones en los últimos años, como es el caso de la golondrina común, los vencejos común y pálido, el cernícalo primilla, o algunas no migradoras como el gorrión común.

Casi todas las aves migradoras regresan a sus mismos lugares de cría cada primavera, tras pasar el invierno en latitudes más cálidas. Muestran una gran fidelidad a sus lugares de cría y la construcción de los nidos supone un gran esfuerzo para ellas, por lo que la reutilización de los mismos nidos año tras año supone un gran ahorro energético que favorece su productividad. En el caso concreto de las golondrinas, aviones, vencejos y cernícalos primilla, la destrucción o desaparición de sus lugares de cría es reconocido como uno de sus factores de amenaza por los expertos.

Dañar o destruir los nidos, aun estando vacíos, así como dañar, molestar o inquietar intencionadamente a las aves para impedir su reproducción es ilegal. Puede suponer la imposición de multas o incluso llegar a constituir un delito contra la fauna castigado con hasta dos años de prisión y con multas de entre 3.001 y 200.000 euros”.

Puedes conseguir más información sobre la aplicación pinchando en este enlace.

Descárgate aquí la aplicación Censo Aves

Si te interesa esta temática, te recomendamos el curso online Técnicas y Metodologías de Seguimiento de Avifauna.