Ante las perspectivas de condiciones climáticas sin precedentes que afectarán la seguridad alimentaria de millones de personas en las próximas décadas, la FAO advierte sobre la necesidad de proteger y reforzar la diversidad genética.

Este estudio publicado por esa agencia de la ONU sobre el papel de los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura ante el cambio climático, afirma que serán necesarios cultivos, ganado, árboles forestales y organismos acuáticos capaces de sobrevivir y producir en un clima cambiante.

La publicación alerta que el tiempo no está de nuestra parte y que se requieren mayores esfuerzos para estudiar y utilizar la diversidad como mecanismo de supervivencia.

Formato: pdf - Tamaño: 4,37 MB

Debes iniciar sesión para poder acceder a este recurso