El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dictaminado que el suelo sobre el que se asienta el hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería), es urbanizable, y que así estaba calificado en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata de 1994.

La sentencia revoca el nivel de protección que se le dio en la nueva norma aprobada en 2008 y subraya que le corresponde el nivel de zonificación D2 o “suelos urbanizables cuyo desarrollo no resulta a priori contrario a los valores del espacio protegido”.

La resolución de la Sección Tercera, que estima el recurso interpuesto por la promotora del hotel Azata del Sol, entra en contradicción con el fallo dictado por el Alto Tribunal en torno a la misma cuestión, en este caso en respuesta al recurso de Ecologistas en Acción, que dictaminó en firme en octubre de 2012 que el suelo es no urbanizable de especial protección.

Así, el sector ST-1 consta como no urbanizable desde que el 23 de marzo la Junta lo publicó en Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para, así, dar cumplimiento a otra providencia del Alto Tribunal andaluz que le instaba por segunda vez a ejecutar las resoluciones judiciales dictadas.

Algarrobico (Almería). Imagen flickr CC Catalina Gracia

Greenpeace recurrirá el fallo

La organización ecologista Greenpeace ha anunciado este martes que recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que dictamina que el suelo sobre el que se asienta el hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería), es urbanizable, y ha mantenido que sospecha que pueda haber “maniobras ocultas” para legalizar la construcción.

En declaraciones a Europa Press, la responsable de Costas de la organización, Pilar Marcos, ha admitido que el fallo del tribunal andaluz, que mantiene que el suelo es urbanizable y que así estaba calificado en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata de 1994 ha sido “una jarra de agua fría para los ecologistas”.

En cualquier caso, ha dicho que Greenpeace lo recurrirá ante el Tribunal Supremo, tribunal que, según ha recordado, ya resolvió dos medidas cautelares del TSJA diciendo que “los terrenos no eran urbanizables”, lo que llevó a la Junta de Andalucía a “asumir ese error y a clasificar la zona como no urbanizable”.

A la vista de los acontecimientos y de que aún sigue pendiente que se resuelva el “importante” pleito sobre la licencia de obras, Marcos sospecha que se estén realizando “triquiñuelas ocultas para legalizar el hotel”.

“De todo lo preocupante no es solo que el TSJA esté negando todas las sentencias y los pronunciamientos que dicen que la zona no es urbanizable sino que lo más importante es cómo esta pequeña pieza puede tener una gran influencia sobre el pleito, que lleva dos meses de retraso, sobre la licencia de obras”, ha subrayado la responsable de Costas de la organización.

Así, ha insistido en sus advertencias de posibles “maniobras ocultas para legalizar el hotel pendientes de la sentencia sobre la licencia de obras” porque, según ha razonado, “no tiene ningún sentido que desde que se paralizaran las obras, de repente una sala del TSJA nos clasifique los terrenos como urbanizables”.

Fuente: http://ecodiario.eleconomista.es/

Etiquetas: , , , ,