Las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea cayeron un 2,5 por ciento en 2011 respecto al año anterior, según ha informado la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA, por sus siglas en inglés), que destaca que esta mejora se produce a pesar de que ese año se incrementó el consumo de carbón y aumento el Producto Interior Bruto (PIB) de la región.

En comparación con 1990, el conjunto de países de la Unión Europea emitió el año pasado un 17,5 por ciento menos de gases de efecto invernadero, según las estimaciones de la EEA.

La caída de este tipo de emisiones, perjudiciales para el medio ambiente, fue aún más pronunciada en el grupo de 15 países europeos que comparten un compromiso común respecto al Protocolo de Kioto (EU-15), en donde el descenso fue del 3,5 por ciento. Las emisiones de estos países representaron en 2011 un 14,1 por ciento menos del nivel marcado para ese año por el Protocolo de Kioto.

La principal razón para esta caía, según la agencia europea, fue la presencia de un invierno suave en la mayoría de las partes de la Unión Europea, lo que propició una menor demanda de calefacción de los hogares, así como una reducción del consumo de gas natural. Además, en 2011 continuó el aumento de energía renovable, lo que también contribuyó a una disminución de las emisiones.

Contaminación atmosférica. Imagen: stockvault

Por sectores, aquellos no incluidos en el régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea (EU ETS, por sus siglas en inglés) redujeron sus emisiones alrededor de un 3,1 por ciento, siendo los hogares y el sector servicios, los sectores que más contribuyeron a la reducción de emisiones.

Asimismo, la EEA destaca que el sector transporte también contribuyo a esta mejora por cuarto año consecutivo. Mientras, los sectores que sí están incluidos en el EU ETS redujeron sus emisiones de efecto invernadero un 1,8 por ciento.

Fuente:  http://www.ecoticias.com

Etiquetas: , , , ,