La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina aseguró que España cumplirá con el primer periodo de los compromisos del Protocolo de Kioto –cuya evaluación definitiva está cerca de comunicar la ONU– y ha pronosticado que también podrá cumplir con el segundo periodo de este acuerdo cuyo objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Así lo anunció ayer durante la inauguración del Congreso Nacional de Medio Ambiente 2014, donde ha subrayado que además del cumplimiento nacional de objetivos y de las políticas desarrolladas por las distintas administraciones, también se “requiere de los gestos concretos de cada uno de los ciudadanos”.

De este modo, ha subrayado que la próxima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático que se celebrará en diciembre en Lima será “decisiva” para lograr en 2015 en París un nuevo acuerdo internacional.

La ministra ha repasado las políticas ambientales del Gobierno con las que ha defendido que se ha logrado cambiar el ciclo de la economía sin sacrificar los objetivos medioambientales.

De este modo, ha recordado los planes PIMA Aire, Sol y Tierra a los que “pronto seguirán” un nuevo PIMA y el PIMA Transportes; así como los Proyectos Clima, el Registro de Huella de Carbono; el Programa Emplea Verde o el “trabajo” realizado por el Gobierno para “recuperar el tiempo perdido en el cumplimiento de los compromisos adquiridos por España”, como es el caso del agua, al que ha definido como “uno de los recursos más valiosos.

Tras destacar que se ha cerrado el primer ciclo de planificación hidrológica y se ha avanzado en el segundo, se ha referido también al Plan de Turismo de Naturaleza y las reformas de la Ley de Costas y de la Ley de Parques Nacionales que sirven para “garantizar la protección” del entorno.

Imagen: http://www.conama2014.conama.org/

“Todas estas actuaciones realizadas en tres años son herramientas para impulsar una Economía baja en carbono y proteger la naturaleza“, ha apuntado García Tejerina que, en definitiva ha insistido en que las políticas del Gobierno se dirigen a reducir las emisiones y que, en este objetivo, la “última de las opciones2 será la compra de derechos de emisión.

Premios Conama

Antes de que la ministra diera por inaugurado el Congreso Nacional de Medio Ambiente 2014, centrado en la ‘Economía baja en Carbono’, la organización ha entregado los VII premios a la Sostenibilidad de Pequeños y Medianos Municipios a los que aspiraban 27 candidaturas y a los que se otorgaron un total de 2.942 votos por Internet.

Los galardones han recaído en el municipio de Cabra (Córdoba) y en el centro As Corcerizas (Orense) de la organización Amigos de la Tierra de Galicia. También se han entregado accésit a Almonacid del Marquesado (Cuenca), Villalar de los Comuneros (Valladolid), Navaridas (Álava), Consell de O’sona (Barcelona); Asociación Nacional Micorriza (Guadalajara)

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, manifestó que la sostenibilidad es un concepto “tangencial” que debe estar en todos los ámbitos de las ciudades, ya que en estos entornos es donde vive la mayor parte de la población. “Si queremos un planeta sostenible, las ciudades deben ser sostenibles”, dijo, al tiempo que añadió que en los entornos urbanos son focos de actividades económica y de consumo, por lo que es el lugar donde más emisiones de CO2 se general, pero también donde más innovación se desarrolla para gestionar de forma eficiente los recursos.

La alcaldesa respasó las políticas de sostenibilidad que se aplican en su circunscripción como el plan de calidad del aire, el plan de movilidad sostenible o el cambio de todos los contratos del Ayuntamiento que conlleven gasto de energía porque, en su opinión, “hay que concretar las grandes palabras en acciones concretas”.

La primer edil señaló que entre 2006 y 2012 las emisiones de C02 se redujeron en un 19 por ciento, que el peso de las energías fósiles en el consumo de la ciudad se ha reducido y que han aumentado los consumos de energías renovables o menos contaminantes, al tiempo que ha indicado que el objetivo es que en 2020 las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyan un 35 por ciento respecto a 2005.

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Borja Sarasola, admitió que la economía baja en carbono representa uno de los factores que más va a contar en la consolidación de la economía en la salida de la crisis. Por ello, ha subrayado que en el gobierno regional se está impulsando un plan de empleo verde que creará un total de 50.000 empleos por el que se ofrecerán incentivos e inversiones en iniciativas relacionadas con residuos, agua, turismo sostenible o agricultura y ganadería ecológicas.

El consejero defendió que la calidad del aire en la Comunidad es “mejor que en los años 80 y 90″, al tiempo que se ha referido al Plan Azul Plus, con el que se ha logrado reducir las emisiones en un 20 por ciento respecto a 1990, un 5 por ciento más que lo que dictaba la Unión Europea.

Por su parte, el secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias, Ángel Fernández-Díaz, ha insistido en que trabajar por el medio ambiente corresponde a “todas las administraciones” porque todas tienen competencias en esta materia como por ejemplo en ámbitos como la movilidad urbana sostenible, la rehabilitación de edificios; los residuos urbanos; protección ambiental y biodiversidad.

Finalmente, el presidente de CONAMA, Gonzalo Echagüe, ha denunciado que la sostenibilidad “está lejos de encontrarse entre las prioridades” de la sociedad española y que el congreso, supone en ese sentido “un toque de atención”. A su juicio, aunque muchos hayan perdido la esperanza en las cumbres internacionales sobre el clima, los acuerdos que salgan de estas son “trascendentales” y ha insistido en que la “única solución” es la reducción drástica de las emisiones. “Hay necesidad de apostar por una economía baja en carbono (…). Hay que inocular la sostenibilidad en la economía”, ha concluido.

Fuente: Europapress

Etiquetas: , , ,