La utilización de la agricultura ecológica es la alternativa que un grupo de jóvenes de Cuevas del Becerro (Málaga) proponen ante la falta de empleo juvenil en este pequeño municipio y en la comarca en general. Extiércol (Explotación de Tierras Colectivas) es el singular nombre de este proyecto, que está financiado por la Comisión Europea.

Estos jóvenes, miembros de la asociación ‘El Peñoncillo’, apuestan por implantar en este municipio de la comarca de Guadalteba una producción más respetuosa con la tierra y que sirva de alternativa ocupacional sostenible ante la actual crisis socioeconómica, ha indicado uno de los impulsores del proyecto, Manuel González Rosado. Para conseguirlo, ofrecen formación en agricultura ecológica y gestión empresarial, todo ello bajo el soporte de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Financiado a través del programa europeo ‘Juventud en acción’ con 5.000 euros, estos jóvenes buscan con Extiércol desarrollar la agricultura ecológica ahondando no sólo en la formación en este tipo de cultivos, sino también en la gestión económica de su producción, para lo que investigan posibles vías de comercialización, según ha señalado a Europa Press González Rosado, geógrafo de formación. Cuentan, para ello, con lo más importante: una tierra fértil y biodiversidad.

Huerto Ecológico

Entre las acciones concretas que ya ha conseguido este grupo de jóvenes -unos 15, con formación de lo más variada y con edades entre los 20 y los 30 años-, destaca un acuerdo con el Banco de Semillas de la Serranía de Ronda, no solamente para abastecerse de las variedades hortícolas autóctonas de la comarca, sino también para actuar como centro custodio de las mismas.

El proyecto, de un año de duración, cuenta con la tutorización del ingeniero agroecológico Gustavo Alés, que ya ha enseñado en el vivero municipal de Cuevas del Becerro a realizar diferentes tipos de biofertilizantes, caldos sulfocálcicos, compost orgánico, etcétera. “Tenemos que dejar a un lado la agricultura tradicional, basada en productos químicos y agresiva con el medio ambiente y la tierra”, ha advertido González Rosado.

Para su desarrollo, disponen en el municipio, que no llega a los 2.000 habitantes, de unas parcelas agrícolas con una superficie total de 500 metros cuadrados, donde se encuentran huertos ecológicos de autoconsumo y que sirven como banco de pruebas. Asimismo, el Ayuntamiento de Cuevas del Becerro ha cedido a estos jóvenes el vivero municipal.

Por el momento, el proyecto se limita a una labor formativa, pero estos jóvenes cueveños no descartan, si la iniciativa va bien, la posible constitución en el futuro de una cooperativa, de manera que se llevase a cabo una producción más importante y se pudieran comercializar los productos. “Es complicado, pero sería lo ideal”, ha reconocido González Rosado.

Como ha explicado, el sector principal en Cuevas del Becerro “es la agricultura tradicional, que ya está en declive”, por lo que, “al no tener apenas salidas”, la agricultura ecológica se presenta como “la mejor manera de afrontar la crisis y el desempleo juvenil”. Para ello, “es necesario cambiar los métodos y el modo de cultivar” y, por el momento, la aceptación por parte de los vecinos de la localidad está siendo “bastante buena”.

“Queremos que haya una participación muy activa y que los temas se decidan entre todos, no sólo entre los impulsores del proyecto, sino también entre los que se benefician de él”, ha manifestado González Rosado, quien ha incidido en que “el futuro pasa por la agricultura ecológica, que permite una reducción de costes”, una idea que, en definitiva, responde a la filosofía defendida por la UE.

Fuente: http://www.elmundo.es

Etiquetas: , , , ,