La Universidad de Málaga (UMA), a través del Vicerrectorado de Infraestructuras y Sostenibilidad y la Dirección de Secretariado de Mantenimiento y Sostenibilidad, ha puesto en marcha un programa de actuaciones bajo el nombre de Biouma, encaminado a proteger el medio ambiente y mejorar las gestiones que se realizan en su entorno.

Biouma fue presentado ayer en el Rectorado de la UMA por la rectora, Adelaida de la Calle; el vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad, Rafael Morales, y el director de Secretariado de Mantenimiento y Sostenibilidad, Salvador Merino.

El proyecto contempla actuaciones concentradas en sistemas de reducción de la contaminación, transporte sostenible, ahorro de energía, fuentes de energías renovables, cogeneración y creación de jardines; y viene precedido por varios reconocimientos a la UMA, al ser la primera institución española en sumarse al proyecto Clima Neutro del Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUMA).

Así, De la Calle ha destacado el compromiso que la UMA mantiene desde sus inicios por la sostenibilidad, alabando las actuaciones que ya se han llevado a cabo en este sentido, como la creación de nuevos espacios socialmente responsables  o la puesta en marcha de sistemas para el ahorro energético.

Asimismo, ha resaltado la importancia de que “la sociedad adquiera estos nuevos valores, ya interiorizados por la Universidad”, y, en este sentido, ha manifestado que “tenemos que aprender y educarnos, pero primero hay que plasmarlo y demostrarlo; sin duda la UMA es el mejor escaparate”, ha agregado.

Merino, por su parte ha concretado algunos de los logros más inmediatos del proyecto, como el sistema de riego con agua reciclada utilizado en todo el campus de Teatinos, la próxima construcción de cubiertas verdes en la Facultad de Psicología y la gran superficie de zonas verdes con las que cuenta el campus.

El director de Secretariado de Mantenimiento y Sostenibilidad también se ha referido al millón de metros cuadrados y al ahorro energético de facturación, cifrado en 386.000 euros en electricidad y 25.000 euros en agua, de la Escuela de Ingenierías.

Jardín botánico de la UMA, construido con contenedores marítimos. Fuente: construible

Huella ecológica

Biouma trata de encontrar alternativas para disminuir la huella ecológica y, así, neutralizar el efecto de las actividades humanas en la evolución del clima. Para ello, se basa en una serie de principios esenciales que permitan conseguir una vida en la ciudad universitaria sostenible, como la reducción del impacto ambiental, el ahorro económico, la implantación de las nuevas tecnologías y la sensibilización.

En virtud de este compromiso, la UMA ha firmado cuatro convenios con otras entidades relacionadas con la recogida selectiva de residuos, tales como Ambilamp —reciclaje de lámparas—, Biorecúpera —residuos de impresión—, Tragamóvil, Ecofimática y Ecoasimelec —aparatos electrónicos— y Madre Coraje —todo tipo de materiales—.

Energía solar

Por otro lado, la UMA está desarrollando otras acciones, como la construcción de 8.000 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos de energía solar; la implantación de estructuras para captar energía solar en una superficie de 2.000 metros cuadrados; la creación de una planta de trigeneración en la campus y la extensión de 264.905 metros cuadrados de bosque urbano y zonas verdes.

Asimismo, está creando un sistema integrado de gestión de residuos en el que se engloban tanto los peligrosos como los que no lo son, que cuenta con los objetivos de reducir su volumen en el origen, la recogida selectiva, su reciclaje y su reutilización. Para ello, se crearán ‘islas ecológicas’, en las que se depositarán todo tipo de residuos de forma selectiva, según sus características.

También se han instalado puntos limpios en 25 espacios para que los residuos puedan ser reciclados correctamente. Asimismo, la UMA, en su labor por concienciar y educar en materia de reciclaje, realizará un seguimiento diario para observar el uso que la comunidad universitaria da a estos contenedores, de modo que cada día se rellenará un documento con los datos recogidos durante la jornada.

Aguas subterráneas

Bajo el marco de este programa de sostenibilidad, también se ha elaborado un proyecto de recogida de aguas subterráneas, ‘Red fresca’, por el que tanto el agua de lluvia como el que procede de las excavaciones del metro van en una red, que confluye en un depósito situado frente a la Facultad de Derecho.

Posteriormente, será bombeada hasta un lago artificial ubicado en los terrenos de ampliación del campus de Teatinos, y que discurre de forma paralela a la línea de metro. Esa agua se utilizará para riego y el sobrante, si lo hubiere, para saneamiento.

Domotización

También está previsto hacer cambios en la iluminación, para mejorar la distribución y sustituir la existente por tecnología LED; domotizar los sistemas energéticos; aprovechar la recogida de aguas para el riego; adaptar los sanitarios para ahorrar hasta un 50 por ciento en el consumo y reducir la contaminación lumínica y acústica.

El acondicionamiento y mejora de los jardines universitarios, el desarrollo de actividades educativas y un completo programa de asesoramiento ambiental son otras premisas incluidas en Biouma, que, además de marcar líneas de actuación, prevé llevar su filosofía a todos los estamentos de la UMA.

Fuente: www.20minutos.es

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,