España ha registrado en la conferencia “Nuestro Océano”, sus ocho compromisos para salvar los océanos, entre los que destaca la creación de una gran área marina protegida denominada “Corredor de Cetáceos Mediterráneo” o la ampliación del Parque Nacional de Cabrera.

El secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Alberto López-Asenjo, ha sido el encargado de entregar estos compromisos en la cumbre más relevante en materia de conservación marina, actuando en nombre de la titular de su departamento, Isabel García Tejerina, quien ha tenido que cancelar su viaje para estar en el Consejo de Ministros.

Uno de los compromisos más relevantes es la declaración como Área Marina Protegida del “Corredor de Migración de Cetáceos del Mediterráneo” que protegerá 46.000 kilómetros cuadrados, cerca del 5 % de las aguas españolas, comprendidos en la inmensa franja marina que baja de Francia a Valencia, así como las aguas que rodean las Islas Baleares.

Fuente: Pixabay

El Corredor está considerado por los científicos como un área “de altísimo valor ecológico” por constituir el hábitat donde se alimentan y crían una gran diversidad de especies de cetáceos (rorcuales, cachalotes, delfines mular y listado, calderón gris y común, o el zifio de Cuvier, entre otras).

Tras el paso dado por el ministerio, el Convenio de Barcelona, a propuesta del Gobierno español, declarará este corredor de cetáceos como Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM) en su próxima reunión de diciembre.

Este compromiso es un gran avance en la conservación de muchas especies de fauna marina amenazadas por actividades, como los permisos de investigación de hidrocarburos que pesaban sobre esta zona“, ha dicho a Efe tras conocer la noticia Carlos Bravo, portavoz de Alianza Mar Blava, que engloba a cerca de 120 instituciones que han peleado esta declaración, como el Gobierno balear o el Ayuntamiento de Barcelona.

Otro de los compromisos es la ampliación de la parte marina del Parque Nacional de Cabrera (Baleares), que, con 90.000 hectáreas, se convertirá en el mayor parque del Mediterráneo occidental, dando la máxima protección a especies y hábitats de hasta 2.000 metros de profundidad.

Tras conocer el anuncio, el director de Ocena Europa, una de las organizaciones que más ha estudiado los ecosistemas de Cabrera, ha declarado a Efe que “España está enviando un potente mensaje de conservación al resto de países mediterráneos, protegiendo hábitats de profundidad vitales pero frágiles“.

El ambicioso proyecto de conservación LIFE IP INTEMARES será el encargado de cumplir con otras dos promesas inscritas hoy por España: proteger al menos, el 10 % de sus aguas para el año 2020 e invertir 50 millones para la gestión de las áreas marinas protegidas, así como impulsar la sostenibilidad de la economía azul a través del emprendimiento y la sensibilización ambiental.

Para luchar contra uno de los problemas más graves que dañan los océanos: la contaminación plástica, el Gobierno anuncia que prohibirá completamente el uso de bolsas de plástico a partir de 1 de enero de 2020.

Es una medida fundamental para acabar con los residuos plásticos en el mar, que tienen un grave impacto en los recursos marinos y en la biodiversidad“, ha indicado López-Asenjo.

En materia de pesca sostenible, España lanza tres compromisos: preservar la pesca artesanal y sus beneficios ecológicos a través de reservas marinas; organizar un Congreso Internacional para promover el papel de las mujeres en el ámbito de la pesca en 2018 y contribuir, con 250.000 euros entre los años 2018 y 2022, al Fondo establecido por la FAO para el Registro mundial de buques de pesca, transporte refrigerado y suministro (Global Record).

España se ha sumado también a una declaración impulsada por Francia y Malta para mejorar la sostenibilidad del transporte marítimo.

Según fuentes consultadas por Efe, la intención del Gobierno, según se puso de manifiesto en un acto celebrado el pasado junio en el Congreso que contó con el apoyo mayoritario de los grupos políticos, era anunciar también la creación del primer Parque Nacional exclusivamente marino en la Isla del Hierro, donde habitan algunos de los ecosistemas sumergidos más ricos de la Macaronesia.

La presidenta del Cabildo de El Hierro, Belén Allende ha reconocido a Efe -vía telefónica- que el anuncio no se ha hecho porque el Calbido “no ha dado el sí”, alegando que “no hay una postura unánime en la sociedad”, a la que “no se le han despejado dudas de cómo le va a afectar ni cómo va a participar” un Parque Nacional, que, a su juicio, “solo es de papel”.

Fuente: http://www.eldiario.es

Etiquetas: , , ,