El secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, aseguró ayer que el Gobierno ha puesto en marcha una nueva política de residuos que “no solo se ocupa del marco regulatorio, sino también de aspectos estratégicos” y  ha destacado que los resultados obtenidos responden al importante esfuerzo y al compromiso de ciudadanos, administraciones y empresas.

Así lo manifestó durante su intervención en la clausura de las Jornadas sobre Avances y Retos de la Gestión de Residuos en España que organiza el Instituto para la Producción Sostenible (IPS) en donde ha explicado que la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) estima que el reciclaje de residuos crea más empleos y mayores ingresos económicos que su incineración y vertido y ha citado como ejemplo que, entre 2000 a 2007, el empleo relacionado con el reciclaje en los países europeos aumentó un 45%.

Además,  precisóque la Comisión Europea calcula que si los Estados Miembros aplicaran en su totalidad la normativa vigente de residuos, se podrían crear más de 400.000 empleos en la UE, 52.000 de ellos en España.

“Pero, sin duda, el mejor residuo es aquel que no se genera”, ha subrayado Saavedra, quien ha indicado la importancia de trabajar sobre la prevención de los residuos.

En la actualidad y, según los últimos datos disponibles de Eurostat de 2013, nuestro país tiende a una clara reducción en la generación de residuos por habitante, ya que cada español genera al año unos 450 Kg de residuos municipales.

De hecho, supone una reducción de más del 30% sobre las cifras del año 2000 y que desde 2011 “nos sitúa en una posición incluso mejor que la media europea; y con  una reducción en la tasa de generación total de residuos, también por encima de la media de la UE”.

Junto con esta disminución en la generación, también se aprecia una clara mejora del tratamiento de los residuos generados y que mejoran nuestras cifras de reciclaje de residuos municipales, ya que, de hecho, se han duplicado en el periodo 2000-2013, hasta los 88kg/habitante, precisó Pablo Saavedra.

COMPROMISO DEL GOBIERNO

“Estos buenos resultados responden al importante esfuerzo realizado y al compromiso de todos: administraciones, empresas, y ciudadanos”, resaltó Saavedra, quien resaltó que todo ello pone de manifiesto el compromiso del Gobierno con los valores de la economía circular.

Entre otras medidas puestas en marcha, el secretario de Estado citó  la modificación de la Ley de Residuos para simplificar y reducir las cargas administrativas y delimitar las competencias sancionadoras de las Entidades Locales en la materia, así como a la elaboración del primer plan específico dedicado a la prevención de residuos en España.

Además, se ha restringido la utilización de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos, se ha facilitado la preparación para la reutilización y el reciclado en materia de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y se ha dado regulación a materiales altamente contaminantes como los lodos de depuración en el sector agrario, o las pilas y acumuladores.

“Pero una política de residuos eficaz depende de la coordinación y colaboración de todas las administraciones públicas con competencia en la materia”, indicó, tras precisar que también es “imprescindible una apuesta a largo plazo que permita dar continuidad a las medidas y adaptarse, en su caso, a futuras exigencias comunitarias”.

DAR RESPUESTAS

Saavedra también se refirió al Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR), que se aprobará próximamente, como uno de esos instrumentos que van a dar respuesta a esa necesidad y que contiene la Estrategia general de la política de Residuos y las orientaciones y estructura a los que deberán ajustarse los planes autonómicos. Con esta estrategia, se permitirá dar solución al reto de cumplir con los objetivos aplicables a los residuos domésticos y similares, fundamentalmente el reciclado en 2020 del 50% de estos residuos, indicó.

Pablo Saavedra recordó que “la efectiva ejecución de las políticas de residuos exige igualmente la colaboración de todas las administraciones, los sectores industriales generadores de sus residuos, los gestores, los fabricantes de productos que asumen la responsabilidad ampliada del productor, y de los ciudadanos”.

Por todo ello, pidió la colaboración para que entre todos se puedan implementar de manera efectiva las previsiones estratégicas del PEMAR y así en definitiva, “orientarnos hacia una economía circular y alinearnos con las políticas de eficiencia en el uso de los recursos y en el avance en la creación de empleo verde y sostenible”.

Fuente: MAGRAMA

Etiquetas: , ,