Los desechos en las playas de las islas del Mediterráneo se triplican durante el verano, cuando se acumulan una media diaria de 250.000 restos de residuos por kilómetro cuadrado, según un estudio del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) del que informa Efe.

El estudio ha analizado y cuantificado la basura generada por el turismo en ocho islas mediterráneas en el marco del proyecto europeo BLUEISLANDS y señala que los restos de plásticos y colillas de cigarrillos son el principal problema de las playas, en algunas de las cuales los desechos se multiplican hasta por 7.

El proyecto europeo BLUEISLANDS quiere desarrollar y elaborar medios eficaces, económicamente viables y ambientalmente sostenibles para mitigar el incremento estacional de residuos y se lleva a cabo en las islas de Mallorca, Sicilia (Italia), Malta, Rab (Croacia), Creta, Rodas y Mykonos (Grecia) y Chipre.

Los investigadores hicieron 147 campañas para analizar residuos abandonados en las islas durante y fuera de la temporada alta.

Según los resultados, durante la temporada alta (de mayo a septiembre), los turistas lanzan a las playas una media de 250.000 residuos al día por kilómetro cuadrado, una cantidad que aumenta hasta los 316.000 residuos al día por kilómetro cuadrado de media en los meses de julio y agosto, y que contrasta con los 81.000 restos de media diaria durante la temporada baja.

Residuos playa

Fuente: Pixabay

El estudio analizó por separado el impacto del verano en playas turísticas (con importantes infraestructuras hoteleras, restaurantes y chiringuitos), playas más frecuentadas por la población local (con pocos servicios) y playas remotas (sin servicios).

Mientras que las primeras acumulan en julio una media de 450.000 residuos diarios por kilómetro cuadrado, las locales concentran 300.000 y las remotas 200.000 restos.

La mayor parte de los residuos que se acumulan en la arena de las playas son plásticos (36,8 %) y colillas de cigarrillos (30,6 %).

El resto de la basura está formada por tapones de botellas de plástico (3,7 %), utensilios de plástico como tenedores o cuchillos (2,5 %) o envoltorios de caramelos (2,2 %), además de cuerdas de plástico, pañuelos de papel, tapones metálicos, botellas de vidrio, esponjas, vasos de plástico, bastoncillos de algodón, cristales o toallitas y tampones higiénicos.

«Hay que destacar que las pequeñas esferas de plástico a partir de las cuales se fabrican objetos no provienen del turismo, sino de la industria. Hay muchas empresas productoras en la zona del Mediterráneo y es posible que vayan a parar al mar a través de vertidos o pérdidas de carga de contenedores de los barcos», ha explicado el investigador del ICTA Michael Grelaud.

Según el estudio, las playas con mayor acumulación de residuos están en Malta, donde en temporada alta pueden llegar a acumular 600.000 diarios por kilómetro cuadrado (7 veces la media europea), seguido de Mallorca (una media de 400.000 restos diarios por km2 en pleno verano), Rab (Croacia), con 270.000 restos, y Chipre, con 113.000.

Las más limpias se encuentran a Mykonos (Grecia) con 8.700 restos de basura; Sicilia (Italia) con 29.000, Creta con 49.000 y Rodas (Grecia) con 66.000.

En cuanto a las playas donde más basura dejan los turistas, la de Marsaslock (Malta) ocupa el primer lugar, seguido de las playas de Torà (Mallorca), Golden Bay (Malta), Es Caragol (Mallorca), Gneja (Malta) o Sunrise Beach (Chipre), mientras que la playa más limpia de las analizadas es Tsoutsouras (Creta).

Fuente: La Razón

Etiquetas: , ,