¿Sabías que es posible que puedas encontrar Declaraciones Ambientales de productos similares a las de los productos de tu empresa, a las que puedes tener acceso gratuitamente?

La ISO 14001:2015 pide a las organizaciones que, para definir su Sistema de Gestión Ambiental, adopten la perspectiva del ciclo de vida; es decir, que tengan en cuenta las etapas consecutivas e interrelacionadas de su sistema de producto (o servicio), desde la adquisición de materia prima o su generación a partir de recursos naturales hasta la disposición final. Esta perspectiva debe estar presente tanto en la determinación de los aspectos ambientales como en la planificación y control operacional, así como, cuando sea relevante, para el desempeño ambiental de la organización.

Las empresas tienen de plazo hasta septiembre de 2018 para adaptar los sistemas de gestión ambiental a la nueva ISO 14001:2015. Eso sí, las nuevas certificaciones de sistemas de gestión serán conformes a la ISO 14001:2015, por lo que desde sus inicios deberán adoptar la perspectiva del ciclo de vida.

En definitiva, la adopción de la perspectiva del ciclo de vida en los Sistemas de Gestión Ambiental es algo inevitable. La mejor respuesta es poder hacer un Análisis del Ciclo de Vida de los productos o servicios de la empresa. Pero la norma no exige realizar un Análisis del Ciclo de Vida, consciente de que es una herramienta que no está al alcance de todo el mundo.

¿Qué podemos hacer entonces, si queremos dar respuesta a los requisitos de la nueva norma? Hay varias opciones y vamos a comentaros una que os puede ser de gran utilidad: se trata de las Declaraciones Ambientales de Producto.

Una Declaración Ambiental de Producto es:

  • Un “inventario de datos medioambientales cuantificados de un producto, con unas categorías de parámetros prefijadas, basados en la serie de normas ISO 14040, referentes al Análisis de Ciclo de Vida”.
  • Un informe detallado (Ecoetiqueta tipo III; ISO 14025), con información muy técnica, realizado dentro de un Programa de Declaración Medioambiental (Global EPD – Aenor; Environdec; IBU; etc.).
  • Un documento muy técnico, que:

-          Se verifica por una tercera parte independiente, que debe estar debidamente acreditada por el Programa bajo el que se desarrolla.

-          Se suele usar en la relación entre empresas (B2B); no es simplemente un símbolo o un logotipo.

En el esquema siguiente se muestra la relación entre las diferentes normas y las Reglas de Categoría de Producto, que regulan la realización de las Declaraciones Ambientales de Producto.

Lo mejor sería que la empresa se planteara hacer la Declaración Ambiental de un producto importante o representativo de su actividad. Con ello tendría una buena base para saber cómo son los efectos ambientales de su actividad, a lo largo de todo su ciclo de vida. Y basándose en ese conocimiento podría extraer conclusiones aplicables al resto de sus productos.

Pero si no es el momento adecuado para hacer la Declaración Ambiental de alguno de sus productos, la empresa puede recurrir a buscar Declaraciones Ambientales de Productos similares a los suyos. Este es un documento que:

  • Se habrá elaborado siguiendo una Regla de Categoría de Producto (es pública y casi siempre gratuita), que especifica con todo detalle cómo debe hacerse el Análisis de Ciclo de Vida.
  • Debe describir muy bien y con claridad, cómo se ha realizado y sus resultados.

Por ello, debería ser razonablemente sencillo sacar conclusiones aplicables a nuestros productos, introduciendo indirectamente la perspectiva del ciclo de vida, en nuestro Sistema de Gestión Ambiental.

Por ejemplo, debajo mostramos unas gráficas extraídas de la Declaración Ambiental de Producto de un parque eólico de Siemens. En ella podemos ver que:

  • La obtención de los materiales con que se fabrican los molinos eólicos es la fase que más contribuye a las seis categorías de impacto ambiental estudiadas. Y que el proceso de fabricación de los molinos y la construcción del parque eólico, son las siguientes fases en importancia.
  • La fase de operación contribuye poco.
  • El desmantelamiento y reciclado de los molinos, al final de su vida útil, tiene un apreciable impacto positivo, sobre todo en la categoría de disminución de recursos minerales.

En las gráficas siguientes se muestra el porcentaje de contribución a la Huella de Carbono (por kWh de electricidad producida) de los materiales empleados en la fase de fabricación de los molinos y de construcción del parque eólico. Se observa claramente que:

  • La obtención del acero contribuye al 51% de la Huella de Carbono de la fase de obtención de los materiales, mientras hormigón aporta el 13% y el aluminio y el epoxi el 11%, cada uno.
  • En la fabricación y construcción del molino, la torre del molino contribuye al 39%; las cimentaciones, con el 21%; las palas, con el 16%; y la góndola, con el 11%.

Por tanto, de una manera muy preliminar y básica, por ejemplo, podríamos orientar nuestros indicadores de sostenibilidad del Sistema de Gestión Ambiental, a evaluar el consumo de materias primas (acero, hormigón, aluminio y epoxi) y energía empleados (por kWh de electricidad producida), en la fabricación y construcción de la torre del molino, las cimentaciones, las palas y las góndolas.

Las Declaraciones Ambientales de Producto de los Programas serios se hacen públicas y son accesibles gratuitamente en sus respectivas webs. Por tanto, es posible que dispongas de una información muy interesante, de productos similares a los que necesitas, que puede ayudarte a introducir la perspectiva del ciclo de vida en tu Sistema de Gestión Ambiental.

También, tanto si has hecho la Declaración Ambiental de alguno de tus productos, como si has encontrado alguna similar (cuyas conclusiones puedas justificar que son aplicables a tu caso), a partir de ella puedes identificar unos indicadores ambientales, que tienen un peso importante en el perfil ambiental de tu producto y que son fáciles de monitorizar, a lo largo de los años.

Si todos estos temas te interesan y quieres formarte en la materia, te invitamos a visitar la web del Instituto Superior del Medio Ambiente (ISM), en la que encontrarás una amplio abanico de cursos sobre Ecoetiquetado, Declaración Ambiental de Producto, Ecodiseño, Huella de Carbono, Huella de Agua, Huella Ambiental de la Unión Europea, Análisis de Ciclo de Vida (incluido softwares SimaPro y Gabi), etc.

Si quieres ampliar la información sobre este tema consulta el resto de nuestras publicaciones en Comunidad ISM y nuestro blog Abaleo