Cuando hablamos de gestión de fauna, uno de los campos donde la controversia es más acusada es el relacionado con las denominadas “especies cinegéticas”, aquellas especies consideradas por la vigente Ley de caza (Ley 1/1970, de 4 de abril, de caza.) como especies cazables. Lo primero que nos llama la atención es precisamente la antigüedad de la Ley, por supuesto que ha sido regulada por otros decretos y que las legislaciones autonómicas la han actualizado y matizado, pero aun así choca un poco que no se haya actualizado.

Por otro lado, los cambios de uso de suelo que se están dando en el territorio, con el abandono de cultivos y el aumento de la superficie forestal, está haciendo que determinadas especies cinegéticas estén aumentando de manera exponencial. Jabalíes, corzos, cabra montesa, gamos, ciervos, están reconquistando zonas donde en su día desaparecieron por la intervención humana.

Fuente: Gonzalo Castillo

Pero claro, este aumento de población de herbívoros no va acompañado por el aumento de las poblaciones de carnívoros, que actúan como controladores naturales, provocando en muchas zonas un efecto negativo en la vegetación y sobre todo una alarma social por la proliferación en zonas periurbanas de poblaciones silvestres, siendo el caso más llamativo el del jabalí.

La administración se encuentra ante un problema de difícil solución, por una parte los colectivos de cazadores abogan por aumentar la presión cinegética sobre estas especies, por otra parte, los grupos conservacionistas consideran que el control cinegético no es la solución, y mientras las poblaciones cinegéticas siguen aumentando y se producen brotes de enfermedades contagiosas e invasión de urbanizaciones.

Desde lo que mi colaboración con el ISM me permite, mediante los materiales elaborados para el Curso de Gestión y Conservación de la Fauna, donde se plantea de manera sencilla y didáctica como abordar este campo de conocimiento, me gustaría aportar mi conocimiento a los alumnos y que estos obtengan una visión general de esta compleja materia, aportando actividades y ejemplos de gestión, que les sirvan como herramientas en su carrera profesional y aportar mi granito de arena para intentar resolver técnicamente este problema de gestión de fauna.