1,6 kilogramos de Dióxido de Carbono es la huella de emisiones por cada botella de uno de los vinos de las bodegas Gosálbez-Orti, que se ha convertido en la primera vinícola madrileña con certificado de las emisiones de uno de sus caldos. La cantidad de emisiones de este gas, causante del efecto invernadero, ha sido certificada por AENOR tras un estudio de la consultora Creara.

Imagen de previsualización de YouTube