La Lista Roja de UICN incluye ahora 87.967 especies, de las cuales 25.062 están en peligro de extinción.

“Nuestras actividades como seres humanos están empujando tan rápidamente a las especies al borde de la extinción que a los conservacionistas se les hace imposible evaluar las disminuciones en tiempo real”, afirma Inger Andersen, Directora General de la UICN. “Incluso aquellas especies que creíamos abundantes y seguras, como los antílopes en África o los fresnos en los Estados Unidos, se encuentran ahora ante un inminente peligro de extinción.

“Y aunque las medidas de conservación funcionan, a la conservación de los bosques, las sabanas y otros biomas de los que dependemos para nuestra supervivencia y desarrollo, no se le concede la suficiente prioridad de financiación. Nuestro planeta necesita acciones urgentes a escala global, basadas en los datos de la Lista Roja, para asegurar la supervivencia de las especies y nuestro propio futuro sostenible”.

La última actualización de la Lista Roja confirma una mejora de la situación para 66 especies de aves, entre ellas el pelícano dálmata o ceñudo, que en Europa ha pasado a la categoría de Casi Amenazado, gracias a ambiciosos planes de acción y al cumplimiento de las Directivas de Aves y Hábitats, explica SEO/BirdLife.

Destacan también el kiwi norteño y el kiwi de okarito de Nueva Zelanda, a los que el control de los depredadores y la cría en cautividad han favorecido su paso de la categoría En Peligro a la de Vulnerable