El documental franco-canadiense Una dieta de desechos emitido por Documentos TV relata como en la última década, miles de hectáreas de tierras de labor han sido abonadas con toneladas de estos residuos altamente contaminantes.

Años después, se producían muertes sospechosas, enfermedades y envenenamientos por alta concentración de metales pesados, en las zonas donde se habían utilizado estos residuos sólidos como fertilizantes, que alertaron a la población y a la comunidad científica.

En la actualidad, ciudadanos de Estados Unidos, Canadá, Francia o Suiza se enfrentan a las grandes empresas productoras de estos fertilizantes y a sus propios gobiernos, quienes todavía promueven en algunos casos, su uso. Tan sólo las autoridades suizas lo han prohibido completamente.

Primera parte del documental

Imagen de previsualización de YouTube