Madrid y Barcelona figuran entre las diez ciudades europeas que mayores beneficios potenciales pueden obtener de una mayor inversión en arbolado urbano, entre ellos reducir el polvo en suspensión provocado por la contaminación y amortiguar las altas temperaturas durante las olas de calor.

Así se desprende del estudio “Plantando aire sano” de la organización The Nature Conservancy, hecho público la semana pasada a propósito del impacto de los árboles en la salud humana en 245 ciudades del mundo, que aparecen clasificadas según los efectos potenciales per cápita.

Más de tres millones de personas mueren cada año a causa de los efectos del polvo en suspensión, que en gran parte proviene de la contaminación de la quema de combustibles fósiles. De acuerdo con el informe, una inversión de apenas 3,63 euros por habitante podría mejorar la vida de decenas de millones de personas en estas urbes.

Madrid y Barcelona, en segundo y cuarto puesto

Bucarest (Rumanía) encabeza la lista de ciudades europeas que mayor retorno sobre la inversión pueden obtener con una acción de este tipo para la reducción de partículas en el aire y, en el caso de España, Barcelona y Madrid, figuran en segundo y cuarto puesto.

Respecto a la disminución del calor urbano, Barcelona ocupa el primer puesto de la clasificación y Madrid, el tercero empatada con Atenas, mientras que Bucarest aparece de nuevo, ahora en segundo lugar.

Reducción de la contaminación y del calor

Cada año más de tres millones de personas mueren a causa de los efectos del polvo en suspensión. Cedida por The Nature Conservancy.

Esta investigación ha demostrado que una inversión mundial anual de 100 millones de dólares (91 millones de euros) en plantación de árboles puede ayudar a vivir en ciudades más frescas y con una reducción medible de la contaminación por polvo en suspensión a 77 millones de personas.

Las ciudades con alta densidad demográfica, niveles elevados de contaminación y temperatura y un coste reducido de plantación de árboles presentan el mayor retorno sobre la inversión, con países como India, Pakistán y Bangladesh en los primeros puestos de la clasificación mundial.

La organización recuerda que cada año más de tres millones de personas mueren a causa de los efectos del polvo en suspensión, que en gran parte proviene de la contaminación de la quema de combustibles fósiles.

Los árboles eliminan un cuarto de la contaminación

En este sentido, los árboles son capaces de eliminar hasta un cuarto de la contaminación generada por este problema en un radio de 100 metros alrededor de cada uno de ellos, ya que filtran el aire viciado y son una barrera eficaz para los residentes de la zona.

Los árboles ayudan además a luchar eficazmente contra los efectos del calor urbano, calificado por The Nature Conservancy como el “desastre climático más letal” que enfrenta el mundo entero, ya que pueden refrescar en torno a 2 grados centígrados.

El autor principal del estudio, Rob McDonald, advierte de que el arbolado por sí mismo no puede resolver todos los problemas urbanos de este tipo pero sí “son una parte importante de la solución” ya que su impacto local es “significativo”.

Fuente: EFE Verde

Etiquetas: , , ,