El espectáculo del cine nos ha ayudado, desde que naciese hace más de un siglo, a crear una visión, poner cara y banda sonora a nuestras historias más queridas. Nos ha conectado con los lugares del mundo más recónditos y nos ha animado a pensar sobre el futuro a través de utopías y distopías.

En el campo medioambiental, el cine ha sido un gran aliado. Gracias a sus historias, nos ha enfrentado con una realidad que, a través de otros medios de comunicación, habían pasado más desapercibidas. De esta manera, se han convertido en mensajes de gran calado. Hoy hablamos sobre largometrajes relacionados con el Medio Ambiente.

En Tierra Prometida (2012)

Steve Butler (Matt Damon), un ejecutivo de una gran empresa, llega a un pueblo con una compañera de trabajo (Frances McDormand) para comprar los derechos de perforación a los propietarios de las tierras, casi todos ganaderos. En esa población, asolada por la crisis económica de los últimos años, Steve intentará convencer a la gente de los beneficios de perforar sus tierras, pero también tendrá ocasión de reconsiderar lo que ha sido su vida hasta ese momento.

Este largometraje está dirigido por Gus Van Sant sobre el guión de Matt Damon, tal y como pudimos ver en el Indomable Will Huntig. Trata sobre el fracking, la técnica de perforación para la extracción de gas natural y petróleo del subsuelo basada en la inyección a presión en el terreno de agua y productos químicos. Un tema polémico, ya que han sido muchos lugares los que se han opuesto a esta práctica por sus consecuencias en el Medio Ambiente.

También nos plantea una pregunta crucial, “¿cuál es nuestro precio?”

Los últimos días del edén (1992)

En lo más profundo de la selva tropical del Amazonas, el veterano investigador Robert Campbell (Sean Connery) vive y trabaja tratando de encontar un remedio contra el cáncer. Después de pedir ayuda a la empresa farmacéutica para la que trabaja, le envían como colaboradora a la investigadora Rae Crane (Lorraine Bracco)

En esta cinta podremos encontrar denuncias sobre la explotación de los recursos ambientales, los derechos de los pueblos indígenas o la urbanización de espacios naturales.

«Superproducción comercial, uno de los filmes más conseguidos de McTiernan. Entretenida aventura selvática con sus dosis de ecología, aventura y amores varios. La banda sonora es de verdadero lujo»

-El País

Erin Brockovich (2000)

Película dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Julia Roberts,lo que le valió un Óscar a Mejor Interpretación. Está basada en la historia real de Erin Brockovich-Ellis, una activista ambiental que logró una victoria judicial contra la Pacific Gas and Electric Company (PG&E). Este largometraje es uno de los clásicos en el cine de temática medioambiental.

Erin Brockovich (Julia Roberts) es una mujer divorciada y madre de tres hijos con serios problemas para encontrar un puesto de trabajo. Un día sufre un accidente de coche. Cuando va a juicio para pedir la indemnización, las cosas se le tuercen perdiendo el caso. Al no poder hacer frente a los gastos médicos, Erin se ve obligada a buscar un trabajo rápidamente para pagarlos. Es así como empieza a trabajar de asistenta en el bufete de Ed Masry (Albert Finney, Traffic), el abogado que llevó su caso.

Erin encuentra el expediente de un cliente que le llama la atención. Indagando en el mismo, descubre un turbio asunto medioambiental en el que está involucrado Pacific Gas and Electric, y que ha provocado el envenenamiento de esa persona, de su familia y de varios vecinos de la zona de Hinkley (California). Erin se entrevista con ellos y encuentra evidencias de que el agua subterránea está siendo contaminada con cromo.

cine y medio ambiente

También la lluvia (2010)

cine y medio ambiente

En este film, la directora Iciar Bollain nos presenta el conflicto de la privatización de bienes naturales. Ganadora de varios premios nacionales e internacionales, se convierte en una gran muestra del cine social, tratando temas de gran calado como el agua en Bolivia del año 2000.

«Los bolivianos nos enseñan que hay bienes que no son privatizables»

-Iciar Bollaín (Directora)

Cochabamba, Bolivia. Año 2000. Sebastián (Gael García Bernal) y Costa (Luis Tosar) se han propuesto hacer una película sobre Cristóbal Colón y el descubrimiento de América. Mientras que Sebastián, el director, pretende desmitificar al personaje presentándolo como un hombre ambicioso y sin escrúpulos; a Costa, el productor, sólo le importa ajustar la película al modesto presupuesto del que disponen. La película se rueda en Cochabamba, donde la privatización y venta del agua a una multinacional siembra entre la población un malestar tal que hará estallar la tristemente famosa Guerra Boliviana del Agua (abril del año 2000).

Para un análisis más extenso sobre este título, os recomendamos el artículo publicado en Terra.org

También con el sello de Icíar Bollaín, El Olivo trata sobre el expolio de los viejos árboles centenarios que se lleva a cabo en algunas zonas mediterráneas.

Tomorrowland (2015)

Casey Newton es una brillante y optimista adolescente llena de curiosidad científica que obligada por su destino y junto a Frank Walker, un ex inventor desilusionado por la vida, decide embarcarse en una misión llena de peligros para desenterrar los secretos de un lugar llamado Tomorrowland, situado en un tiempo y espacio que existe en su memoria.

¿Qué tendrán que hacer allí que cambiará el mundo?

Con grandes dosis de imaginación, emoción y una increíble puesta en escena , esta producción de Disney se adentra en el mundo del futuro y en la problemática relación entre el hombre y el Medio Ambiente.  Y cómo, fruto de esta mala relación, se requieren cambios urgentes y medidas extremas para tratar de solventar el problema.

cine y medio ambiente

El último lobo (2015)

Se trata de la adaptación de la segunda novela más leída en China, Wolf Totem, de Lü Jiamin. Cuenta la historia de la fascinación de un joven pekinés por los lobos de Mongolia, destinado a las montañas para enseñar a un grupo de ganaderos nómadas mongoles a leer y a escribir. El joven no comulga con la decisión de las autoridades de acabar con la manada de lobos para poder extender el poblado por territorios aún salvajes, y decide capturar un cachorro y criarlo a escondidas en cautividad.

Para estrenar esta película, tildada por muchos de “fábula ecológica”, el director Jean- Jacques Annaud tuvo que esperar siete años. “Tres años para adiestrar a los lobos y buscar localizaciones, dos años de rodaje, y uno de posproducción” contó en una entrevista en su paso por nuestro país.

No es la primera película de este director dedicada a narrar la relación entre los humanos y la naturaleza. Otros títulos de Annaud como El Oso o Siete años en el Tibet han quedado en la memoria del espectador  como verdaderos alegatos medioambientales.

Pese a que ya hemos nombrado estas películas en otras entradas, no queremos dejar escapar la ocasión de recomendar Gorilas en la Niebla y Avatar. Ambos largometrajes nos hacen viajar y reconectar, desde nuestro sofá, con la naturaleza y su lado más salvaje.

Y tú, ¿cuál nos recomiendas?

El Medio Ambiente en la gran pantalla, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Etiquetas: ,