La economía y la protección del entorno no tienen por qué estar reñidos. Así lo demuestran un buen número de empresas que han convertido el cuidado del medio ambiente y el uso eficiente de los recursos en su clave de negocio. La innovación en materia verde es un motor del éxito empresarial en tiempos de crisis.

Ahorrar energía y generar electricidad de la forma más eficiente es la idea que mueve a empresas como Eco2Next, Onix Solar o Lumínica Ambiental, que son algunas de las galardonadas con los premios Emprendeverde que concede la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Estos emprendedores lanzaron su particular ‘hágase la luz’ cuando decidieron apostar por la eficiencia energética como clave de su negocio.

Es el caso por ejemplo de Onix Solar, una empresa con sede en Ávila, fundada en 2009 y que cuenta ya con 23 trabajadores. Son en su mayoría físicos, ingenieros y arquitectos, que desarrollan paneles solares fotovoltaicos capaces de integrarse en los edificios. No son los habituales artefactos que suelen encontrarse en los huertos solares, sino otros más avanzados que son en sí mismos ventanas, lucernarios o, incluso, pavimentos solares transitables. Cumplen la función estructural de los materiales convencionales a los que sustituyen y, además, generan electricidad.

Lo explica Álvaro Beltrán, fundador y consejero delegado de Onyx Solar, para quien avanzar en el desarrollo sostenible consiste, por ejemplo, endisminuir el gasto energético de los edificios. “Nuestros paneles son capaces de generar energía in situ, pero también permiten aislar térmica y acústicamente a los edificios, filtrar las radiaciones dañinas como el ultravioleta o el infrarrojo y a la vez dotan de un diseño estético al edificio”. En ese sentido el ahorro es doble, pues sus, marquesinas, lucernarios, muros cortina o fachadas ventiladas no solo protegen el edificio y ahorran en gasto sino que, además, fabrican electricidad.

Entre las obras ya terminadas destaca por ejemplo la reforma del Mercado de Béjar (en Salamanca) en la que Onix Solar instaló un nuevo techo traslúcido que, además de dar una iluminación natural al edificio, le permite abastecerse de energía eléctrica. Los paneles de variados colores aportan un toque de diseño a la instalación comercial y la convierten en una ‘fábrica’ de energía.

Materiales solares diseñados por la empresa se pueden encontrar en el Mercado de San Antón en Madrid, las Bodegas Iturralde en Larrabetzu (Vizcaya) o yendo más lejos, en la Arcadia University de Pennsylvania (EEUU) y la Bart Station en San Francisco (EEUU). Los diseños han recibido diversas distinciones como el primer premio en Viabilidad de Mercado que obtuvo la vivienda unifamiliar que presentó Onix Solar junto a la Universidad San Pablo CEU en el Decathlon Solar 2010, una competición donde equipos de todo el mundo compiten para mostrar el diseño de vivienda más eficiente posible.

Cuando habla de desarrollo sostenible, Álvaro Beltrán menciona un viejo dicho del ecologismo: “La tierra no es un regalo de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”. “La mejor energía es la que no se gasta”, concluye el responsable de la innovadora empresa.

Premiados con los galardones Emprendeverde

Ahorrar luz en la comunidad de vecinos

Precisamente con la idea de que la mejor energía es la que no se gasta trabaja otra joven empresa distinguida por los premios Emprendeverde. Se trata de Eco2next.

David Martín, consejero delegado de la compañía, centrada en Barcelona, explica que su intención es buscar soluciones económicas y ecológicas reduciendo las emisiones de CO2. Una de sus áreas de trabajo es aportar “soluciones de eficiencia energética” a los edificios comunes como los bloques de vecinos. ¿Cuál es la forma de funcionar? “Estudiamos el edificio e invertimos para ahorrar lo máximo en su contrato eléctrico y nosotros cobramos solo una parte del ahorro que producimos”.

La oferta no puede ser más cómoda para quien pide el servicio. La empresa es la que ejecuta las mejoras y la que realiza el desembolso para adquirir la tecnología a instalar. La comunidad de vecinos no desembolsa nada.

A menudo, las soluciones son tan sencillas como instalar iluminación LED de bajo consumo o dotar a las escaleras comunes de sensores de luz que apagan o encienden las luces sólo cuando hay personas transitando. Pero con gestos tan simples se puede conseguir que una factura de 1.000 euros baje hasta los 300.

Para el responsable de Eco2Next, cuya empresa presta todo tipo de servicios energéticos a quien lo solicita, como modificar los garajes comunes para que puedan enchufarse en ellos vehículos eléctricos, no hay nada mejor que ver que su negocio es también provechoso para la sociedad.

Las farolas también contaminan

En la misma línea de ahorrar energía está también Lumínica Ambiental, una oficina técnica que promueve una tecnología más eficiente en el alumbrado público. Susana Malón, fundadora de la iniciativa explica que con sus mejoras se ahorra energía y dinero, pero también se rebaja una fuente de polución sobre la que se incide poco pero que es de creciente importancia en nuestro ambientes cada vez más urbanizados: lacontaminación lumínica. A menudo, los alumbrados mal diseñados son una molestia para el descanso de los vecinos, para la biodiversidad nocturna o para la mera observación del cielo nocturno, ese paisaje en tiempos oscuro y que, en nuestras ciudades, es ahora un cielo incendiado en el que resulta difícil vislumbrar una estrella.

Precisamente, el equipo de Lumínica Ambiental viene del ámbito de la Física y la Astrofísica y lo aplican a su trabajo. Para medir utilizan una metodología que ellos califican de “puntera a nivel mundial” basada en ‘la fotometría astronómica’, es decir, emplear las estrellas como patrón de referencia para estudiar la incidencia del alumbrado.

Lumínica Ambiental ha recibido el reconocimiento Start Light de la Unesco, una iniciativa que promueve el derecho a contemplar el cielo nocturno. Se trata de un recurso científico y, también, un creciente recurso turístico. Viajar a un sitio donde aún es posible contemplar un cielo estrellado se ha convertido ya en el deseo de muchos viajeros. Por eso, Malón cree que corregir la contaminación lumínica supone un ahorro energético y también puede favorecer el desarrollo de zonas ruralesdotándolas de un nuevo recurso turístico.

Otros galardonados por Emprendeverde

La Red Emprendeverde es una iniciativa impulsada por la Fundación Biodiversidad que pretende poner en contacto a emprendedores, inversores e interesados en los negocios verdes. Cuenta ya con 3.000 emprendedores y 45 inversores. Este año ha entregado premios a los siete mejores proyectos empresariales que son: Lumínica Ambiental y Eco2Next, en la categoría de ‘Nueva iniciativa empresarial’; Imener y KAI Marine Services, en la categoría de ‘Nuevas líneas de negocio vinculadas al medio ambiente en empresas existentes’; Technet y Onyxsolar, en la categoría de ‘Empresa existente con antigüedad máxima de 5 años’, y la empresa Abella Lupa, que ha recibido la Mención Especial a la ‘Iniciativa empresarial que realiza una contribución significativa a la protección de la biodiversidad’. Entre las 190 candidaturas presentadas, un total de 33 proyectos han recibido premios en especie.

Fuente: El Mundo

Emprendedores verdes: "Hágase la luz", 5.0 out of 5 based on 1 rating
Etiquetas: , , , , ,