Domingo Jiménez Beltrán, profesional reconocido en múltiples campos medioambientales, es vicepresidente de la Fundación Energías Renovables (FER) y presidente de Retorna,  asociación que defiende la implantación del  Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de Envases (SDDR). Domingo nos ha hecho un hueco en su agenda para contestar nuestras preguntas sobre el sistema Retorna y la gestión de los residuos en España.

Domingo Jiménez Beltrán, Presidente de Retorna. Imagen: http://www.tecnicaindustrial.es

C.ISM: Últimamente se habla de residuos y mucho más de la aplicación de la Ley que ha abierto camino a nuevos modelos de gestión pero, ¿en qué consiste exactamente Retorna y qué peculiaridades lo convierten en un proyecto interesante?

DJB: Retorna es una asociación sin ánimo de lucro que ha nacido por la necesidad urgente de cambiar la política de residuos para que prácticamente desaparezcan y gestionarlos como recursos, que es lo que son. El primer objetivo de RETORNA es  poner fin al derroche que significa llevar al vertedero o a la incineración más de 30 millones de envases de bebidas cada día, envases que son totalmente reciclables.

Ante esta situación, organizaciones empresariales del sector del reciclado, ONG ambientales, sindicatos y consumidores se han aliado en Retorna para lograr que en España se implante un Sistema de Retorno de envases, como el ya existente en 40 países y regiones.

El Sistema de Retorno de envases o SDDR implica pagar un depósito por cada envase que se compra, que se devuelve una vez que se de entrega a cualquier comercio. En cierta medida se parece a cuando teníamos que devolver el casco a cambio de unos céntimos. Pero como han pasado unas décadas ahora la tecnología hace de este proceso algo innovador y ventajoso para acercar a nuestra sociedad a cotas de sostenibilidad que ha ido perdiendo en estas décadas pasadas, por el consumismo desbocado en el que estamos inmersos.

Con el SDDR no sólo se logran objetivos ambientales imprescindibles, como retirar de los espacios públicos tantos envases abandonados, sino que se consiguen reducir los consumos y las importaciones de materias primas y de energía y crear hasta 14.000 empleos verdes y ahorros importantes en las arcas municipales, sin ningún coste para las administraciones.

C.ISM: ¿Cuál es vuestra percepción del año 2012 y cómo creéis que se van a desarrollar los próximos meses en materia de regulación y obligaciones asociadas a la gestión de residuos?

DJB: En Retorna somos muy optimistas sobre los futuros cambios legislativos que se van a producir en materia de residuos que ya apunta la reciente Ley de Residuos y Suelos Contaminados, en las que el SDDR se identifica como el sistema optimo deseable. Cataluña y recientemente Canarias se han pronunciado a favor del SDDR y piden que se pongan en marcha experiencias piloto.

Estamos seguros que la ciudadanía va a recibir con entusiasmo un sistema que recupera la materia prima de los envases en condiciones óptimas para su reciclado, con importantes ahorros en energía, transporte y emisiones contaminantes, y que facilita la reutilización de los mismos en el futuro, imposible con los actuales Sistemas Integrados de Gestión.

El sentido común y la legislación ambiental  están de nuestro lado. Es inexorable el paso a un SDDR y lo que hay que conseguir es que sea lo antes posible, siendo además de interés como parte de la salida de la crisis por su impacto positivo en la economía y en el empleo. Esperamos que en esta Legislatura el SDDR sea una realidad en el Estado español.

C.ISM: El permanente contacto con empresas y administraciones facilita a Retorna una visión excepcional de la situación de los mercados en muchos sentidos. ¿Consideráis que la gestión de los residuos supone una preocupación real en el mundo de la empresa?

DJB: Cada día las empresas avanzan en el camino de la sostenibilidad. Las leyes les obligan a establecer normas sociales, corporativas y ambientales más avanzadas. Algunas empresas están a la cabeza de estas reformas; otras van más a remolque. Pero todas tendrán que adaptarse a los nuevos tiempos y al objetivo de la UE de lograr que Europa haga un uso eficiente de sus recursos, lo que conlleva transformar los residuos en verdaderos recursos como se aboga desde la Hoja de Ruta 2050 comunitaria para el Uso Eficiente de los Recursos.

Muchas empresas son ya conscientes de que el ir mas allá de la normativa ambiental y sobre todo el contribuir a la economía sostenible o economía verde empieza a ser un plus en imagen de marca y sobre todo en competitividad. Cada vez hay más inversores, Fondos de Pensiones y en general capacidades financieras que priman este tipo de empresas aunque la crisis haya neutralizado o pospuesto algunos de estos progresos.

Lo que si esta claro es que en un futuro no muy lejano la empresa o los negocios o serán sostenibles o no serán ni negocio. El SDDR entra de lleno en lo que debe ser un sistema atractivo para las empresas productoras, envasadoras o distribuidoras de bebidas  que aspiran a contribuir a la sostenibilidad de los sistemas de producción y consumo y con ello a su propia sostenibilidad como negocio.

Lo que hay que conseguir para que este paso sea ineludible para las empresas es que haya mayor transparencia en las políticas empresariales y de etiquetado de productos y envases  y el consumidor  pueda ejercer un consumo informado.

En estos momentos y en el sector de las bebidas y de las grandes marcas de bebidas en particular -y no cito nombres-, hay mucho ”marketing ambiental” según el cual se desarrollan o financian programas ambientales, de conservación de fauna y flora…que solo distraen recursos económicos marginales y que no afecta a su negocio. Pero se eluden proyectos ambientales que como el SDDR  creen que puede afectar a su negocio más a corto plazo, o con planteamientos especuladores o de traslado de los costes al medio ambiente o al futuro, que es lo que ocurre hoy con los sistemas existentes. Más claro no puedo ser, sigue habiendo empresas que siguen sólo pensando en su negocio aunque intentan aparentar lo contrario y el SDDR ayuda a desenmascararlas.

C.ISM: Domingo, una persona con tu experiencia y trayectoria ha tenido seguro oportunidad de trabajar con profesionales de muy diversa índole y colaborar con muy distintos equipos. Más allá de los conocimientos, ¿qué aptitudes crees que debería potenciar un técnico de Medio Ambiente?

DJB: Además de la curiosidad, que es básica para cualquier profesionalidad, es importante que los técnicos medioambientales mantengan una visión integral o integradora de la situación, de lo que llamábamos en la Agencia Europea de Medio Ambiente, la cadena causa-impacto-respuesta. O sea de las fuerzas motoras (la producción y el consumo, los sectores económicos, energía, transporte o agricultura), las presiones ambientales (emisiones a la atmósfera, vertidos a las aguas, residuos, usos del suelo…), los impactos (perdida de biodiversidad, contaminación del aire, agua, suelos…), la situación ambiental (calidad del aire, agua, suelos, cubierta vegetal, biodiversidad, fauna flora, recursos ambientales, flujos de materias y procesos globales) y de las respuestas alternativas posibles, políticas, normativas, tecnológicas y de gestión.

Esta visión integradora o holística es junto con la necesaria especialización en una de las áreas temáticas el útil fundamental del técnico ambiental para poder realizar propuestas optimas, ya que muchas veces la acción debe der fundamentalmente preventiva, lo que obliga a actuar no sólo al final de línea con acciones correctoras de depuración de vertidos o de gestión de residuos, sino sobre todo en el origen, donde se genera el problema, como es el caso del SDDR.

Y finalmente hay que desarrollar a tope la capacidad innovadora, que se alimenta de la curiosidad mencionada. Hay que innovar incluso en lo que siempre hemos hecho. Hay que repensar en clave ambiental y sobre todo de sostenibilidad todo lo que hacemos y vamos a hacer

C.ISM: ¿Qué tipo de conocimientos crees que serán más demandados en el ámbito en el que desempeñas tu labor profesional?

DJB: Creo que lo más demandado es la combinación entre este conocimiento integral o integrador, que no sólo permite diagnosticar el presente sino también ir anticipando el futuro (la especialización en prospectiva o desarrollo de escenarios tiene cada vez mas futuro) y, con una especialización en una área del conocimiento o de las técnicas ambientales, gestión de recursos hídricos, medio urbano, desarrollo rural, gestión de residuos…o de especialización en instrumentos trasversales como la economía o la fiscalidad ambiental o nueva fiscalidad o en  algunos sectores económicos siempre desde la perspectiva ambiental o de la sostenibilidad, en particular en materia de agricultura, turismo, transporte, desarrollo rural, urbanismo, ordenación territorio, y sobre todo, en economía y  energías renovables.

La mejora ambiental se consigue y se conseguirá fundamentalmente a través de la mayor sostenibilidad de la producción y del consumo, y en particular, de las políticas económicas y sectoriales mencionadas. Éstas son ya y serán las áreas mas demandadas en el ámbito profesional en el que me muevo, de la consultoría e ingeniería ambiental y de la sostenibilidad

C.ISM: Si pudieras hacer una recomendación a las personas que ahora se incorporan al mercado de trabajo o que se reenganchan después de un periodo de formación, ¿cuál sería?

DJB: Que en lo posible completen su formación o más bien que se pongan las pilas y acumulen continuamente  información y conocimientos. Que perciban los desafíos actuales y de futuro, aspirando a obtener y mantener esa visión integral señalada y a estar continuamente al día de los desarrollos y propuestas innovadoras.

Con esta base, lo más importante es identificar los empleos accesibles existentes y sobre todo los nichos profesionales que existen para profesionales formados de esta forma, avezados y dispuestos, que los hay ya y aún mas en estos tiempos de crisis.

Para finalmente estar en disposición no solo de captar las oportunidades existentes de empleo, ya que las hay si se cumplen estos requisitos, sino incluso crear por si mismos su puesto de trabajo como emprendedores autónomos o PYMES.

Si por el momento no es posible en España (en estos momentos parece que la economía española está dominada por el cortoplacismo económico y político con muchas barreras para los profesionales con planteamientos trascendentales y de futuro) salir fuera, para completar la formación y experiencias y volver cuando la situación sea más propicia, aunque primero haya  que intentar cambiar la situación aquí, que se puede.

Se puede ir cambiando progresivamente la situación  si se introducen algunos proyectos o ideas dinamizadoras del cambio mediante una  especie de acupuntura para el cambio. Es por eso que desde Retorna propiciamos el SDDR como buque insignia del cambio en la política de gestión de envases, y mas allá de residuos y de los modelos de producción y consumo. El SDDR es sólo uno de los  principios, aunque ineludible e inexorable del necesario cambio

Entrevista con Domingo Jiménez Beltrán, presidente de RETORNA, 5.0 out of 5 based on 2 ratings
Etiquetas: , , , , ,