Un total de 17.892,8 hectáreas de humedales en España se han recuperado en los últimos 20 años, lo que supone en torno a un 15% de la superficie húmeda que se cree que hay en el país, que se sitúa en cerca de 115.000 hectáreas.

Estos son los principales resultados de un informe sobre las principales acciones de restauración de humedales en España en las dos últimas décadas y presentado este pasado viernes en una jornada en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), un día antes de la celebración del Día Mundial de los Humedales.

El estudio analiza 78 humedales repartidos en Andalucía (8), Aragón (6), Baleares (1), Cantabria (3), Castilla y León (10), Castilla-La Mancha (8), Cataluña (8), Comunidad de Madrid (2), Comunidad Valenciana (13), Extremadura (2), Galicia (4), La Rioja (2), Murcia (3), Navarra (1) y País Vasco (4). Los tres restantes abarcan más de una comunidad autónoma.

El informe ilustra el potencial que tiene la recuperación de estos espacios para frenar la pérdida de biodiversidad y para cumplir con los compromisos de España como país miembro de la UE, que ha acordado fijar el objetivo de restaurar al menos el 15% de los ecosistemas degradados.

El estudio, elaborado por Santos Casado y Montes del Olmo, técnicos del Ministerio para la Transición Ecológica, escogió 782 proyectos de restauración entre 685 candidatos por su representatividad y nivel de información.

Las experiencias desarrolladas en esos espacios releva la capacidad de éxito de actuaciones de sencilla ejecución, con presupuestos que van de los 15.000 euros a los 8 millones en el caso de proyectos de gran envergadura, y el alto reconocimiento de la ciudadanía.

Ambas cuestiones han permitido el aumento paulatino de estas acciones por parte de las distintas administraciones, puesto que hasta 2001 se ponía en marcha un proyecto al año de media; desde entonces, el promedio ha aumentado hasta los tres anuales. En 2010 se batió el récord con el inicio de 12 proyectos.

Otra cuestión que revela el estudio es el papel que ha jugado la UE en este proceso. El 77% de los proyectos analizados se ubican dentro de Natura 2000, la red integrada de espacios protegidos de la Unión. De los 91 millones de euros invertidos en las 78 actuaciones, el 74,6% de las aportaciones proceden de Europa a través del programa Life y otros fondos comunitarios.

Delta del Ebro. MITECO

El informe también identifica los puntos de mejora: intensificar los esfuerzos para que las restauraciones sean visibles a la ciudadanía, mediante acciones de divulgación y comunicación; incorporar atributos sociales y económicos en los proyectos de restauración y explotar un potencial de financiación privada porque sólo uno de los 78 proyectos analizados contaban con tal apoyo.

“Queremos hacer de los humedales, de su reconocimiento y de su puesta en valor, una de las grandes apuestas de este Gobierno. Hemos estudiado cómo se han producido los procesos de recuperación de espacios húmedos en España y queda claro que tenemos que seguir trabajando en esta línea. Uno de los elementos fundamentales para hacerlo es el reconocimiento de los aspectos sociales y

económicos de la zona que se restaura, en colaboración con lo sociedad que convive de forma más próxima con estos espacios”, señaló la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

BÁSICOS PARA LA VIDA

Aunque los humedales ocupan apenas entre un 3% y un 5% de la superficie de la Tierra, proporcionan anualmente un 40% de los servicios ecosistémicos del planeta (agua, alimento, prevención de catástrofes, sumidero reservorio de CO2…). Sin embargo, un número muy significativo de estos espacios ha desaparecido porque se calcula que se han perdido la mitad de los humedales desde inicios desde el siglo XX, y hasta un 60% si se extrapola a los anteriores. En los últimos 44 años, el mundo ha perdido un 1% de la superficie de zonas húmedas cada año.

Otro problema que atraviesan las zonas húmedas es su degradación, puesto que sólo la mitad de los lagos y humedales incluidos en el inventario que se usa como referencia en España se encuentran bien conservados.

El Día Mundial de los Humedales se celebra cada 2 de febrero en conmemoración de la firma de la Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional, conocida como Convenio de Ramsar por la ciudad iraní donde se rubricó el acuerdo.

Cada año, esta organización internacional dedica la fecha a un tema concreto y en 2019 ha elegido el vínculo de los humedales con la lucha contra los perniciosos efectos del cambio climático.

Entre las múltiples e importantes funciones que cumplen, los humedales juegan un papel protagonista en la mitigación y adaptación de cambio climático. Son los sumideros de gases de efecto invernadero más importante del planeta, cuando están bien conservados. Además, contribuyen decididamente a la mitigación de los efectos de las inundaciones, a la atenuación de las sequías y a la protección de la costa. Constituyen, por último, un refugio para la biodiversidad.

España ocupa el tercer puesto en número de humedales Ramsar de importancia internacional, precedida por Reino Unido y México

Fuente: MITECO, Servimedia

Etiquetas: , , ,