Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres 2012 terminaron brillantemente, con más o menos suerte en el medallero deportivo para los diferentes países. Ha sido un acontecimiento de grandes dimensiones y mucha repercusión mundial.

Para hacernos una idea de las dimensiones de los Juegos de Londres 2012 apuntaremos algunas magnitudes relevantes:

Al  terminar los Juegos trabajaron en ellos 100.000 personas y fueron vistos por 4 billones de espectadores en el mundo.

No hay que ser un lince para imaginar que gestionar un acontecimiento deportivo y social de esa magnitud no es nada sencillo, en ningún aspecto. Y que la componente ambiental adquiere una dimensión muy notable; en efecto, estos son algunos de los retos a los que se ha enfrentado las autoridades encargadas de construir las instalaciones olímpicas, en esta materia:

  • Toda una ciudad olímpica a construir en una superficie de 2,5 km2 (el tamaño de Hide Park), que anteriormente había tenido un uso industrial.
  • Necesidad de demoler más de 200 edificios y 6 puentes en la zona del Parque Olímpico.
  • Construcción de 30 puentes nuevos.
  • Remediación y reutilización de 800.000 m3 de suelos contaminados, que era el legado tras 200 años de actividad industrial y vertidos inadecuados.
  • El Parque Olímpico está en la confluencia de los ríos Lea y Támesis, en zona con riesgo de inundación por lluvias y mareas.
  • Gran afluencia de público que requiere transporte y acomodación.
  • Grandes cantidades de residuos generados durante la construcción y durante los Juegos.
  • Una villa y un parque olímpico a desmontar parcialmente y otra parte a legar para el futuro, sin que se desperdicie el esfuerzo y la inversión realizados.

Londres 2012

Unos de los puntos clave que presentó la candidatura de Londres en 2003 para albergar los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos en el verano de 2012 fue un firme compromiso para ser un claro ejemplo de desarrollo sostenible. Por ello, los organizadores de Londres 2012 se pusieron como objetivo organizar los Juegos más sostenibles de la historia. Con este fin identificaron varias áreas prioritarias de actuación:

  • Minimizar la generación de residuos durante la construcción, operación y demolición o transformación de las instalaciones temporales y permanentes. Aunque el objetivo era el 90%, se ha conseguido que el 98% de los residuos de demolición y construcción se haya reutilizado o reciclado.
  • Emplear materiales sostenibles para la construcción.
  • Fomentar el transporte sostenible, en la construcción, durante los Juegos y en el uso posterior de la Villa Olímpica tras su finalización.
  • Minimizar el consumo de agua, reduciendo el uso de agua potable.
  • Conseguir unos Juegos que no generen residuos enviados a vertedero.
  • Minimizar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.
  • Diseñar y construir instalaciones que tras los Juegos permitan minimizar la generación de residuos y los consumos de energía.
  • Crear un parque olímpico que tras los juegos cree una zona de esparcimiento para la población y una importante zona de recuperación de hábitats.
  • Concienciar al público asistente para promover estilos de vida que respeten el medio ambiente y minimicen la generación de residuos y el consumo de energía.

Estadio Olímpico de Londres Imagen: Visit London

Queda claro que en toda la organización de Londres 2012 subyace el concepto de Ciclo de Vida. En efecto, los organizadores se han preocupado de aplicar criterios sostenibles para:

  • el suministro de las materias primas,
  • la construcción de los edificios e instalaciones,
  • la operación durante los Juegos,
  • la generación y gestión de los residuos generados en construcción y operación,
  • el aprovechamiento de las infraestructuras creadas, una vez finalizados los Juegos, haciendo todo lo posible para reducir los consumos de energía y agua, así como la generación de residuos; además de crear las condiciones adecuadas para una movilidad sostenible de los futuros habitantes de la Villa Olímpica y de los usuarios de los espacios de ocio creados.

El Comité Organizador de los Juegos ha aplicado también criterios de Compra Verde, para la selección de materiales y empresas. Para ello ha incorporando requisitos que primaban aquellos más sostenibles, bajo una perspectiva global de su ciclo de vida completo.

Como puedes imaginar por las dimensiones de los Juegos, junto a la variedad y magnitud de los retos ambientales, las enseñanzas obtenidas son de gran utilidad y hacen que merezca la pena darse una vuelta por las iniciativas adoptadas. Eso es lo que haremos en varios post sobre la materia, a través de los cuales te invitamos a pasear en las próximas semanas:

  • II. La construcción y la movilidad  sostenible.
  • III. La Huella de Carbono de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
  • IV. El uso sostenible del agua.
  • V. La gestión sostenible de los residuos.
  • VI. La Compra Verde en los Juegos.
  • VII. Iniciativas sostenibles de algunas de las empresas que han trabajado en los Juegos.

Los podrás encontrar en el blog de Abaleo

José Luis Canga Director Técnico en Abaleo, S.L. colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente de los cursos Análisis de Riesgos Ambientales y Simapro: Análisis del Ciclo de Vida

Londres 2012. Los grandes retos ambientales de los Juegos. , 5.0 out of 5 based on 1 rating