Recientemente he tenido la suerte de pasar unos días en Vitoria-Gasteiz y visitar el Parque de Salburua, una joya de diversidad biológica que combina el uso público con la conservación y que es fruto de una restauración ambiental que comenzó en los años 90.

Breve historia del humedal

Salburua es un humedal natural formado por las surgencias de agua subterránea del “Acuífero Cuaternario de Vitoria”, enorme bolsa de agua que se extiende bajo gran parte de la Llanada Alavesa. Originalmente contaba con tres lagunas principales Betoño, al oeste; Larregana, al norte y Arcaute, al sureste. Existe constancia de su extraordinaria riqueza en pastos, caza y pesca, que les dieron fama en toda la comarca. En aquella época sin duda debían de constituir uno de los complejos lagunares más valiosos desde el punto de vista ecológico de todo el País Vasco. En torno a la balsa de Arcaute se extendía un amplio robledal de llanura.

Evolución de los humedales de Salburua. Ayto Vitoria-Gasteiz

En 1857 comenzaron a desecarse las lagunas y talarse los árboles para utilizar las tierras para cultivo, como ocurrió en muchas zonas de España donde los humedales se desecaron por considerarlos insalubres o zonas sin valor. Para mediados del siglo XX las tres lagunas habían sido drenadas y a finales de los años 80 del antiguo variado y rico paisaje sólo quedaba un reducto de bosque,  y un pequeño retazo de humedal donde a duras penas pervivían los últimos animales y plantas propias de estos medios, en un entorno sometido a todo tipo de impactos: furtivismo, chabolismo, vertido de residuos…

Comienzo de la Restauración

Este espacio intensamente degradado comenzó su restauración en 1994, donde se estableció como prioridad la recuperación de los valores ambientales del humedal, la conexión de este espacio con el resto de proyecto del “anillo verde” de la ciudad, la mitigacion de inundaciones y el fomento de un espacio para la sensibilización ambiental y la investigación científica. Estos objetivos tan ambiciosos marcan uno de los pilares de una buena restauración, tener claras unas metas que nos garanticen una restauración exitosa y la puesta en valor del espacio desde un punto de vista social y científico.

humedal de salburua  foto Beatriz Fernández

Humedal de Salburua foto Beatriz Fernández

Las principales actuaciones que se llevaron a cabo por el Ayuntamiento fueron las siguientes:

1- Actuaciones de orientación medioambiental

  • Inutilización de drenajes, construcción de aliviaderos de sobrantes, de diques de cierre, caballones y otras estructuras destinadas a la inundación de las lagunas
  • Retirada de materiales de relleno empleados para la construcción de caminos agrícolas
  • Actuaciones de restauración vegetal y paisajística en el contorno de las lagunas y a lo largo de los cursos de agua (33,25 ha han sido repobladas de robledal y 2000 m de setos y riberas)
  • Diversificación de las condiciones del medio y creación de nuevos biotopos (construcción de islas, excavación de cubetas…)
  • Liberación de una manada de ciervos para el adecuado mantenimiento de los pastizales perilagunares
  • Instalación de un vallado cinegético en torno a la balsa de Arcaute que impide la aproximación de perros y personas a las láminas de agua, favoreciendo la tranquilidad de los animales

La restauración ecológica afecta a un espacio de más de más de 210 ha, de las cuales en época de máxima inundación 60 son láminas de agua.

2- Actuaciones de defensa contra avenidas

La restauración de Salburua se ha ligado a un proyecto de defensa contra inundaciones en el casco urbano de Vitoria-Gasteiz, en el que las lagunas se utilizan para laminación de las avenidas extraordinarias (periodo de retorno de 100 años) de los ríos adyacentes. Para ello se expropiaron los terrenos a particulares afectados y se firmó un convenio con las juntas administrativas de Arcaute y Elorriaga, propietarias de una porción importante del espacio, para el abandono de los usos agrarios y la regeneración del complejo lagunar.

Pasarela de madera para el uso público. Foto: Beatriz Fernández

3- Actuaciones de ordenación y mejora del uso público

  • Creación de itinerarios y pasarelas peatonales en el entorno de las lagunas
  • Adecuación en 1999 de un área de estancia, con mesas, bancos y fuente. Creación de dos observatorios de fauna
  • Entre 2006 y 2007 se ejecutaron las obras de edificación y urbanización del centro de interpretación de la naturaleza de Salburua (“Ataria”) , edificio multiusos que alberga diversos espacios como salas de exposiciones, un auditorio, un mirador o un aula taller-laboratorio

Como ya os conté en un blog anterior sobre la restauración de los Humedales de la Mancha, el “conocer para conservar” es un concepto estratégico para conseguir que los ciudadanos aprecien la suerte de vivir cerca de un espacio natural como ese y contribuyan a su conservación. La creación de itinerarios para el uso público y los observatorios y centro de Educación Ambiental fomenta este acercamiento del espacio a la población.

Situación actual y futuro

Actualmente existen 5 balsas activas de agua que en máxima inundación todas suman unas 66 hectáreas de lámina de agua, lo cual supone en torno a una tercera parte de la superficie total del parque.

Se ha recuperado gran parte de la vegetación herbácea de la zona y cuenta con un pequeño robledal en las cercanías de Arcaute y algunas choperas y bosquetes de ribera. Por último, se ha venido realizando un importante esfuerzo para recuperar la cubierta forestal característica de la zona, por lo que una parte destacable del parque, el 20% de su superficie total, ha sido repoblada con especies propias de los bosques de robles.

En la actualidad la red de caminos está conformada por 9 km, incluyendo varias pasarelas de madera que discurren sobre el agua así como puentes para salvar los arroyos de la zona.

El futuro del parque reside en la mejora continua del espacio y su ampliación hacia el sur y la conexión con otros corredores verdes como los Montes de Vitoria.

Gracias al buen hacer, esta espacio se ha convertido en uno de los humedales más importantes de Euskadi, la relevancia de Salburua viene ratificada por su declaración en 2002 como Humedal de Importancia Internacional por el Convenio Ramsar y su designación en 2004 como Lugar de Interés Comunitario dentro de la Red Natura 2000.

La Restauración de Humedales es uno de los temas a tratar en el curso de Restauración Ambiental de Espacios Degradados que impartimos en el campus virtual de ISM.

Fuentes: Ayto de Vitoria Gasteiz , IHOBE

Parque de Salburua, caso de éxito en la restauración de espacios degradados, 5.0 out of 5 based on 2 ratings