Coca Cola ha anunciado recientemente que empieza a usar en algunas zonas de España botellas de plástico PET con interesantes novedades. Tienen hasta un  25% de plástico PET reciclado y además un 22,5% del PET ha sido elaborado a partir de plantas, lo que significa que en lugar de provenir del petróleo su origen es renovable.

Este tipo de botella, como cualquier otra de PET, es 100% reciclable y combina, por tanto, tres estrategias de ecodiseño:

  • la incorporación de material reciclado en su composición;
  • el empleo de un origen renovable para una parte de sus materias primas;
  • la reciclabilidad del material cuando se convierte en residuo. (www.coca-cola.co.uk/plantbottle).

Sin duda estas novedades han debido suponer un importante esfuerzo para los equipos creativos de la empresa, que, aplicando los principios del ecodiseño, siguen trabajando para conseguir una botella cuyos materiales no provengan del petróleo, reduciendo la dependencia de la compañía de esta fuente fósil. Por supuesto, con un envase que tiene al menos tan buenas prestaciones funcionales como los tradicionales.

Infografía sobre la evolución de los envases. Coca Cola

La importancia de estos cambios se hace más notoria si analizamos el Ciclo de Vida completo:

  • Para empezar la incorporación de un porcentaje de PET reciclable reduce el consumo de materias primas y con ellos todas las emisiones asociadas a la exploración y explotación del petróleo necesario para la fabricación del PET convencional.
  • El PET de origen vegetal emplea una fuente renovable, lo cual supone un ahorro en emisiones de GEI.
  • La materia prima para fabricar el PET vegetal es azúcar de caña brasileño, con el que se fabrica bioetanol, el ingrediente clave para hacer el PET vegetal. La caña de azúcar se cultiva en  plantaciones sometidas a una gestión responsable, acreditada por WWF. Es decir, las condiciones de vida de los trabajadores son adecuadas y se evita la deforestación de la selva amazónica.
  • La botella es reciclable 100%, por lo que si el usuario la deposita correctamente en su contenedor se reduce la cantidad de residuos a gestionar y con ello las emisiones asociadas a su valorización energética.
  • El material del envase se puede reutilizar, evitando nuevas extracciones de las materias primas a las que sustituye, y reduciendo los impactos ambientales asociados.

Esta iniciativa, que es novedad en nuestro país, nació en el año 2009, cuando Coca Cola dio a conocer este nuevo tipo de envase en Copenhague. En 2010 se pusieron en el mercado 2,5 billones de “botellas vegetales”, que en 2011 fueron ya 5 billones en 20 países, al tiempo que se hacía la presentación oficial de este tipo de envase en el Reino Unido. En 2012 le ha tocado a España.

En la línea de mejora constante, propia de una empresa que ha integrado el ecodiseño y la sostenibilidad en el corazón de sus estrategias empresariales de futuro, Coca Cola se ha planteado importantes objetivos:

  • En 2015 confía poder emplear residuos vegetales como fuente renovable de materia prima para fabricar el PET vegetal. Una vez más una inteligente aplicación de las estrategias de ecodiseño.
  • En 2020 las botellas de PET deberían estar íntegramente fabricadas a partir de PET reciclado y de PET de origen vegetal, lo que supondrá una importante y brillante mejora ambiental del producto.

Coca Cola, como todas las grandes compañías mundiales (Apple, Nike, Puma, North Face, etc.) hacen una apuesta clara y decidida por incorporar los criterios de una gestión sostenible en las directrices fundamentales de sus estrategias de negocio de cara al futuro. Y para ello, adoptan la visión integradora del Análisis de Ciclo de Vida de sus productos, en cuyo desarrollo incorporan decididamente los conceptos y estrategias de ecodiseño. Con ello:

  • reducen su dependencia de recursos escasos, como el agua, el petróleo y otras materias primas;
  • mejoran su comportamiento ambiental, lo que es muy favorablemente percibido por una sociedad cada vez más concienciada de los retos a que se enfrenta el planeta y de la necesidad de cambiar la forma en que se hacen los negocios;
  • generan nuevas oportunidades de desarrollo a través de nuevos productos, ambientalmente más respetuosos;
  • aseguran la viabilidad/sostenibilidad de su negocio;
  • consiguen mantener su liderazgo mundial;
  • aumentan el beneficio para sus accionistas.

Hace años que las grandes compañías vienen analizando sus productos bajo la perspectiva del análisis del ciclo de vida completo, con objeto de conseguir optimizar su mejora. Para ello se apoyan en la cada vez mayor experiencia acumulada en materia de ecodiseño y en los constantes avances tecnológicos en materiales y procesos de fabricación.

No cabe duda de que en los próximos años nuestro país seguirá la senda que otros más avanzados han ido marcando, lo que sin duda ha de contribuir significativamente a superar la crisis actual. Pero si la iniciativa no surgiera de manera natural (que será lo más deseable y mostraría que este país tiene todavía capacidad de reacción), ahí está la Unión Europea, que apuesta decididamente y con firmeza en esta dirección, y que con sus avances legislativos no nos permitirá quedarnos atrás. Análisis de Ciclo de Vida, Ecodiseño, ecoetiquetas, compra verde son términos y conceptos que oiremos usar cada vez más y para los que es mejor estar preparado.

José Luis Canga Director Técnico Abaleo, S.L. colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente de los cursos Ecodiseño de Productos y Servicios ,  Etiquetado Ecológico y Compra Verde y ACV: Herramientas informáticas.

El Diario de Abaleo

Coca Cola aplica las metodologías de ciclo de vida y ecodiseña sus botellas, 5.0 out of 5 based on 3 ratings