Fundación Endesa ha presentado en Madrid el estudio Ecobarómetro. Cultura ecológica y educación, elaborado con la participación de la Fundación Europea Sociedad y Educación. Este estudio se basa en dos encuestas a dos muestras de unos 1.000 individuos, representativas de la población internauta de 18 a 35 años y de la población general de 18 a 75 años, respectivamente.

Los au­tores del in­forme, Víctor Pérez-Díaz y Juan Carlos Rodríguez, pre­si­dente e in­ves­ti­gador de Analistas Socio-Políticos y co­la­bo­ra­dores de Sociedad y Educación, han des­ta­cado como no­vedad del in­forme el uso del con­cepto de cul­tura eco­ló­gica para dar sen­tido al con­junto de per­cep­cio­nes, co­no­ci­mien­tos, ac­ti­tudes y prác­ticas me­dioam­bien­tales de los in­di­vi­duos, y el hecho de cen­trar la aten­ción en los jó­venes y en la re­la­ción entre su ex­pe­riencia es­colar y sus opi­niones y com­por­ta­mientos re­la­tivos al medio am­biente. Al res­pecto han seña­lado que “probablemente, es la pri­mera ‘cata’ que se hace en España de estas ca­rac­te­rís­ticas y es pro­bable que sea de las pocas que se han hecho en cual­quier país”.

Por su parte, Begoña Muñoz de Verger, di­rec­tora de pro­yectos de Fundación Endesa afirmó que desde Fundación Endesa “tenemos el firme com­pro­miso de desa­rro­llar ini­cia­tivas edu­ca­tivas que pro­muevan la cul­tura eco­ló­gica entre los más jó­ve­nes. Es fun­da­mental crear una con­ciencia me­dioam­biental pro­fun­di­zando en los va­lo­res, ac­ti­tudes y co­no­ci­mientos que tiene la so­ciedad es­pañola, y en con­creto la ju­ven­tud, frente al me­dioam­biente”

Los re­sul­tados de la en­cuesta a jó­venes de 18 a 35 años, re­co­gidos en la pri­mera parte del in­forme, mues­tran que un 54% cree que la can­tidad de con­te­nidos de­di­cados a lo largo de su apren­di­zaje es­colar (hasta los 15/16 años) al medio am­biente y la energía es muy in­su­fi­ciente o in­su­fi­ciente; para un 44,5% es acep­ta­ble, ele­vada o, in­cluso, ex­ce­siva. A un 30,8% le ha­bría gus­tado saber más de al­guna cues­tión sobre esos temas porque los con­te­nidos no se en­seña­ban.

La opi­nión de los jó­venes en­cues­tados su­giere que hay un margen de me­jora en la pre­pa­ra­ción de sus pro­fe­sores para ex­plicar esas ma­te­rias y apunta a un uso no muy fre­cuente de me­to­do­lo­gías ‘modernas’ en la en­señanza de temas me­dioam­bien­ta­les. Por ejem­plo, el uso ha­bi­tual de in­ternet lo re­fiere un 11,2%; el uso de pro­yectos prác­ticos he­chos en grupo o in­di­vi­dual­mente, un 10,6%; y los pro­yectos prác­ticos que im­pli­caban a va­rias cla­ses, un 2,8%. Si aña­dimos la ca­te­goría de fre­cuencia “algunas ve­ces”, la ex­ten­sión de esas me­to­do­lo­gías sería del 33,2, 39,7 y 17%, res­pec­ti­va­mente.

Según los datos re­co­gidos en el es­tu­dio, la ma­yoría de los jó­venes (un 57,7%) se siente poco o nada in­for­mada sobre temas me­dioam­bien­ta­les, una pro­por­ción que apenas ha va­riado en veinte años, a pesar de una mayor pre­sencia de cues­tiones me­dioam­bien­tales en la en­señanza y en la dis­cu­sión pú­blica.

Para Juan Carlos Rodríguez, “la huella de la va­riedad de ex­pe­rien­cias es­co­lares en la cul­tura eco­ló­gica de los jó­venes es­pañoles es es­casa, lo que no im­plica que no exista. Quizá los me­dios de co­mu­ni­ca­ción estén tam­bién ayu­dando a con­fi­gurar sus co­no­ci­mien­tos, ac­ti­tu­des, com­por­ta­mientos y va­lores me­dioam­bien­tales y pro­ba­ble­mente, in­fluyan otros grupos de re­fe­rencia para ellos, co­men­zando por la fa­mi­lia, a la que los en­cues­tados atri­buyen una re­le­vancia sig­ni­fi­ca­ti­va”.

En cuanto a la en­cuesta te­le­fó­nica a la po­bla­ción ge­neral de 18 a 75 años, los au­tores señalan que “cuando la pre­ser­va­ción del medio am­biente se en­marca en el con­junto de pro­blemas de España, estos pro­blemas no apa­recen entre los más im­por­tantes a corto plazo. No obs­tante y según se señala en el es­tu­dio, con­si­de­rada en sí misma, la con­ser­va­ción del medio am­biente es vista como un pro­blema grave y ur­gente de re­sol­ver: un 95,4% cree que es un pro­blema muy o bas­tante grave; un 93,5% cree que su so­lu­ción es ur­gente. A largo plazo, los pro­blemas me­dioam­bien­tales apa­recen en un tercer nivel de preo­cu­pa­ción, tras el des­em­pleo y las pen­sio­nes.

Preguntados sobre los com­po­nentes de una buena ca­lidad de vida, el medio am­biente ocupa un lugar se­cun­da­rio: solo lo con­si­dera uno de los dos fac­tores más im­por­tantes al res­pecto un 6,6%, lejos del 65,8% que men­ciona tener buena sa­lud, el 35,2% que men­ciona unos in­gresos su­fi­cien­tes, el 28,6% que men­ciona un tra­bajo sa­tis­fac­torio o el 28,1% que cita a fa­milia o amigos con los que poder con­tar.

Según el es­tu­dio, al­gunas con­ductas re­le­vantes me­dioam­bien­tal­mente están más asen­tadas que otras. Las más fre­cuentes son el uso de con­te­ne­dores para los dis­tintos tipos de re­si­duos do­més­ticos (un 87,6% la lleva a cabo ha­bi­tual­men­te), el uso de bom­bi­llas de bajo con­sumo (85,3%) y se­parar la ba­sura do­més­tica según el tipo de desecho (%). En un se­gundo nivel están el uso del trans­porte pú­blico en los tra­yectos co­ti­dianos (34,3%) y la compra de pro­ductos eco­ló­gicos (27,8%). Las menos fre­cuentes son el dejar de uti­lizar el vehículo propio por ra­zones me­dioam­bien­tales (17%) y la par­ti­ci­pa­ción en ac­ciones a favor del medio am­biente (9,6%). En ge­ne­ral, la dis­po­si­ción de los en­cues­tados a hacer sa­cri­fi­cios para pre­servar el medio am­biente es li­mi­tada.

Cuando los en­cues­tados re­fle­xionan sobre la pro­ce­dencia de sus ac­ti­tudes me­dioam­bien­ta­les, se ima­gi­nan, en primer lu­gar, que han de­bido de ser im­por­tantes su fa­milia (un 29,5% la men­ciona como el factor que más ha in­fluido en ellas) y los me­dios de co­mu­ni­ca­ción (26,8%). Son menos lo que se re­fieren a su ex­pe­riencia es­colar (19,4%) o a sus grupos de amigos (12,9%).

Pérez-Díaz ha afir­mado que los datos de ambas en­cuestas apuntan a “la ne­ce­sidad de se­guir in­da­gando en el papel de la es­cuela en la con­fi­gu­ra­ción de la cul­tura eco­ló­gica de los es­paño­les, cons­tru­yendo in­di­ca­dores que per­mitan me­dirla con mayor fia­bi­li­dad. En cual­quier caso, habrá que contar con la propia cul­tura de la so­ciedad y en com­bi­na­ción con la fa­mi­lia, una ins­ti­tu­ción cru­cial en los pro­cesos de so­cia­li­za­ción del país, y con fre­cuencia mar­gi­nada en la dis­cu­sión sobre la ma­te­ria”.

Descarga del informe

Ecobarómetro fundación endesa
Tipo: PDF - Tamaño: 1.21 MB
Código de acceso VIP:
Verificar código

---
Nota: Para acceder a este contenido es necesario el Código de acceso VIP que se encuentra en la parte inferior de la newsletter que se envía todos los lunes. Si aún no la recibes, suscríbete, te llegará un email de confirmación de tu email, y otro con el código VIP, que recibirás actualizado en cada newsletter semanal.

Fuente: https://www.capitalmadrid.com