En los últimos meses la tierra ha sufrido importantes desastres naturales, azotando a distintos países con diferentes niveles de desarrollo. Las consecuencias han sido muy distintas. La experiencia en cada desastre deja claro que el daño no depende exclusivamente de la naturaleza del desastre sino que el hombre tiene mucho que decir.

El conocimiento de la naturaleza, el actuar de acuerdo a este conocimiento y el aviso a la población lo antes posible son las claves para reducir los efectos de cualquier desastre natural.

Introducción

Haití (12 de Enero de 2010), terremoto magnitud  7.3, centenares de miles de muertos.
Chile (27 de Febrero de 2010), terremoto magnitud 8.5, generando un tsunami , centenares de muertos.
Europa (27 y 28 Febrero de 2010), la “ciclogénesis explosiva” Xynthia, lluvias, mareas, inundaciones y vientos de hasta 220 km/h, decenas de muertos. Barre desde las Islas Canarias hasta los Paises Nórdicos Europeos.
Europa (a partir del 15 de Abril) durante casi una semana el volcán islandés Eyjafjallajökull sume a buena parte de los aeropuertos de Europa en un caos nunca antes conocido. No hay muertos, hay 10 millones de afectados y unas perdidas económicas que se cifran ya por algunas fuentes  en 2500M€.
El pasado 22 de febrero, un seísmo de 6,3 grados en la escala de Richter sacudió Christchurch, la segunda ciudad más grande de Nueva Zelanda, dejando al menos 150 muertos y causando graves daños materiales.

Cinco desastres naturales, en entornos socioeconómicos muy distintos con efectos también muy distintos.

Mientras tanto, otros “desastres” silenciosos han seguido ocurriendo en el mundo, así en los últimos meses la ONU calcula que pueden haber muerto 240000 niños por falta de agua potable.

Efectos de los desastres naturales

  • El desarrollo disminuye los efectos de los desastres naturales.
  • Los desastres naturales no son impredecibles, hoy se tiene información suficiente para determinar los riesgos naturales de cualquier país del mundo.
  • Hay que saber escuchar a la naturaleza, y no intentar luchar contra ella sin respeto alguno. Las actuaciones del hombre muchas veces complican de forma importante los riesgos naturales potenciando sus consecuencias. Si se está en una zona sísmica la construcción se debe de hacer de acuerdo a ello, aunque esto no implica copiar las normas antisísmicas de Japón.

Los desastres naturales son hoy un importante foco de noticias. Ocupan muchos minutos en los noticieros. En la práctica totalidad, la atención se centra en los afectados directamente, los muertos, los atrapados, etc. Se pone especial acento en  aquellas “hazañas” donde la acción de un equipo de rescate extranjero, principalmente del país del noticiero, logra salvar una vida. Pero ¿después qué?

Los desastres naturales son más que eso, los desastres naturales, además de los muertos se llevan el esfuerzo de años, a veces de  varias generaciones. Millones de personas ven como desaparece, en unos segundos, todo su pasado. Este es la gran tragedia de los desastres naturales y muy especialmente en países con pocos recursos donde las pocas infraestructuras públicas existentes desaparecen pero también lo hacen los emprendimientos privados.

Fig.-1 ¿Cuánto costó levantar esta carnicería?

En general esto no se tiene en cuenta salvo cuando nos afecta directamente. Por ejemplo, las compañías aéreas han sido las grandes afectadas por el volcán Eyjafjallajökull, y pronto se han apresurado a solicitar ayudas. La Unión Europea se muestra dispuesta a cambiar la ley y la regulación aérea para hacerlo posible. Seguramente así se hará y el desarrollo de Europa no se verá afectado de ninguna manera

Si se toman los datos que aparecen en los periódicos acerca de lo que costará la reparación de los daños ocurridos se tienen conclusiones  aterradoras. Un haitiano tendrá que dedicar más de 14 meses de su renta a la reconstrucción del país, un  chileno  4 días y un europeo tan solo 20 minutos.  El esfuerzo que tendrá que hacer Haití es miles de veces superior al que tendrá que hacer Europa.

- 1ª conclusión.- el impacto de los desastres naturales es miles de veces superior en un país pobre que en un país rico y esto tan solo en el aspecto puramente económico.

¿Son predecibles los desastres?

Esta pregunta es muy habitual y en general se contesta que hay algunos que sí y otros que no.  Pero la experiencia demuestra que esto no es verdad y que los desastres naturales son predecibles, al menos en el espacio. ¿Esto qué significa? Significa que sabemos dónde va a ocurrir un desastre aunque no sepamos cuando.

Los humanos sabemos que antes o después vamos a morir aunque no sepamos cuándo. Nuestra muerte es una certeza, la fecha de la misma no. Los desastres naturales son iguales. Como sabemos que vamos a morir tomamos medidas de muy diverso tipo, desde hacer una vida saludable hasta hacernos un seguro de vida, pasando por ponernos el cinturón de seguridad cuando vamos en un coche. Ninguna de estas medidas hará que no nos muramos finalmente, pero si mitigarán los efectos o al menos alejará la fecha.

- 2ª Conclusión. Los desastres naturales son predecibles.

Prediciendo los desastres

Para predecir los desastres naturales no queda más remedio que conocer a la naturaleza. Cualquier predicción de un desastre natural pasa por una recogida sistemática de datos del medio físico y su posterior análisis.

Fig 2.-El desastre de Jimaní estaba escrito en los mapas.

Estos análisis darán cuales son las zonas donde pueden ocurrir ciertos desastres, desde terremotos hasta inundaciones.

Una vez conocidos los riesgos se tendrá que actuar en consecuencia. Esto que parece trivial es habitualmente olvidado y así en las inundaciones, por ejemplo, se ve cómo nos extrañamos que las denominadas llanuras de inundación se inunden.

Los ejemplos son muchos pero se pondrá tan solo uno que costó más de 2000 vidas. Inundaciones de mayo 2004 en República Dominicana, se arrasó parte de la ciudad de Jimaní. La Fig 2  muestra dos imágenes, la superior es un modelo digital de terreno previo al desastre, la inferior es una imagen satélite (posterior al desastre) donde la zona arrasada se muestra en blanco. Como se puede ver la ciudad estaba construida sobre un cono de deyección. Durante años no pasó nada, pero la geología nos mostraba que el cono existía y cualquier estudiante de geografía o de geología sabe porque se forman estos conos.

- 3ª Conclusión. La naturaleza avisa, tan solo hay que saber escucharla y actuar en consecuencia

Mitigando los desastres

La mitigación de desastres implica aplicar las tres conclusiones obtenidas anteriormente. Así:

  • El desarrollo disminuye los efectos de los desastres naturales.
  • Los desastres naturales no son impredecibles, hoy se tiene información suficiente para determinar los riesgos naturales de cualquier país del mundo.
  • Hay que saber escuchar a la naturaleza, y no intentar luchar contra ella sin respeto alguno. Las actuaciones del hombre muchas veces complican de forma importante los riesgos naturales potenciando sus consecuencias. Si se está en una zona sísmica la construcción se debe de hacer de acuerdo a ello, aunque esto no implica copiar las normas antisísmicas de Japón.

Por último, hay muchos desastres naturales que dan una segunda oportunidad y son predecibles con plazos de tiempo suficientemente largos para actuar aunque solo sea con la evacuación de la población. Para que esto sea viable, se necesita nuevamente vigilar a la naturaleza de forma continua y tener una red de alerta temprana a la población que funcione adecuadamente.  Esto se ha demostrado muy eficaz para evitar perdidas de vidas humanas, pero implica en general un nivel de organización muy difícil de conseguir en un país pobre.

Nota de aplicación elaborada por  Argongra

Desastres naturales, 5.0 out of 5 based on 3 ratings