Existen muy diversas formas de participación ciudadana  en materia ambiental. Sin duda, una de las más importantes para la conservación de la biodiversidad es la Custodia del Territorio.

Las diferentes administraciones públicas han sido tradicionalmente las principales protagonistas de la conservación de la biodiversidad en España, estableciendo y gestionando áreas protegidas, estrategias de conservación de especies amenazadas, etc. Sin embargo, ha quedado demostrado que no son capaces de proteger por si solas todo el territorio en su conjunto y necesitan nuevas formas de gestión de nuestro medio natural.

Es por este motivo que surgió en nuestro país la custodia del territorio, con el objetivo de ofrecer una herramienta más para gestionar de una forma sostenible el terreno y luchar contra la pérdida de biodiversidad.

Si bien hasta el año 2000 (con la Declaración de Montesquiu) no se acuñaría el término, en los años 70 comenzaron a aparecer en España una serie de iniciativas que pretenden incorporar a la propiedad privada y la sociedad civil a la conservación de la biodiversidad, convirtiéndose así en los primeros ejemplos de custodia del territorio en España. En esos años Adena (hoy WWF), ADENEX y el GOB apostaron por una nueva estrategia de conservación en Segovia, Extremadura y Mallorca, respectivamente.  Entre estas actuaciones, posiblemente la más conocida sea la creación del Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega con el impulso de una de las figuras públicas más conocidas de la época, Félix Rodríguez de la Fuente, vicepresidente de Adena en esos años.

Acuerdo de Custodia del Foro Asturias Sostenible con Angel Labra, Ganadero ecológico en los Picos de Europa, Autor foto: Oscar Prada (www.itacambiental.es)

En la actualidad, casi cuatro décadas después, existen en España cientos de entidades que han apostado en mayor o menor medida por la custodia del territorio como herramienta para luchar por la conservación de la biodiversidad. Además han conseguido  implicar en la conservación de la biodiversidad a cientos de propietarios de terrenos, empresas privadas, administraciones, etc.

Las actuaciones de la Fundación Territori i Paisatge desde su creación en 1997 (ya desaparecida y que ahora forma parte de la Obra Social Caixa Catalunya) y la creación de la Xarxa de Custòdia del Territori en 2003 marcaron hitos importante para el futuro de la custodia en España. Desde entonces han ido apareciendo en gran parte del territorio español otras redes de custodia, que agrupan a diversas entidades de cada región interesadas en impulsar la custodia del territorio.

También importante ha sido el apoyo que la Fundación Biodiversidad ha ofrecido y ofrece a la custodia del territorio, destacando especialmente la creación de la Plataforma de Custodia del Territorio como punto de encuentro para entidades de custodia y que pretende sobre todo divulgar el concepto de custodia del territorio.

Además, para ayudar a coordinar a las diferentes redes y entidades de custodia que hay en nuestro país se constituyó el pasado 3 de noviembre de 2011 el Foro Estatal de Custodia del Territorio (FECT).

Aún hay mucha gente que no conoce el concepto de custodia del territorio y todavía queda mucho por hacer, pero los avances de los últimos años invitan a ser optimistas y pensar que cada vez más ciudadanos participarán activamente en la protección de nuestro patrimonio natural gracias a la custodia del territorio.

Roberto Ruiz colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente de los cursos: Custodia del Territorio y Redes Sociales y Medio Ambiente

Pinceladas sobre la custodia del territorio en España, 5.0 out of 5 based on 2 ratings